Publicada en un artículo de la revista inglesa 'Archives of Disease in Chilhood'

Alerta sobre el riesgo de ingestión accidental de cartuchos de cigarrillos electrónicos en niños pequeños

Tras varios casos de intoxicaciones, los médicos piden que sea mejorada la seguridad de los envases utilizados para evitar que su peligrosa carga de nicotina líquida pueda ser tragada por los menores.

La seguridad de los cartuchos de recarga de nicotina utilizados en los cigarrillos electrónicos necesita mejorarse para evitar que los niños pequeños traguen accidentalmente su contenido y que provoquen daños graves en los menores, advierten médicos en un artículo en Archives of Disease in Childhood tras el aumento de intoxicaciones en niños.

La advertencia se plantea tras un caso de intoxicación en Reino Unido y datos que muestran un aumento sustancial de intoxicaciones en menores de 5 años en Estados Unidos, según señalan los investigadores.

La denuncia viene del Servicio de Urgencias del Hospital Good Hope en Birmingham que, recientemente, tuvo que atender a una niña que, según informó su madre que la llevó al centro hospitalario, ingirió parte del contenido de un cartucho de recarga de nicotina del "e-cigarrillo".

La madre actuó rápidamente, quitándole el cartucho y la menor vomitó poco después, pero como no estaba segura de cuánta cantidad de nicotina pudo haber ingerido la niña, su madre decidió llevarla al centro hospitalario.

La pequeña estuvo en observación durante varias horas, tiempo durante el cual no desarrolló más síntomas y fue dada de alta posteriormente. Pero el caso llevó a los autores a buscar otros casos similares. Las cifras publicadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos a principios de este año muestran lo que los autores describen como un "aumento masivo" en las llamadas a los centros de toxicología relacionados con la ingestión accidental de nicotina líquida de los cartuchos de recarga de los cigarrillos electrónicos.

Precisamente, el pasado mes de abril el Servicio de Información Toxicológica (SIT) español informaba dentro de su Memoria 2013 de la detección de este nuevo tipo de intoxicación, la derivada de la ingestión accidental del contenido de la recarga de los cigarrillos electrónicos.

La nicotina puede ser letal

Los científicos señalan que la nicotina puede ser letal en adultos con dosis tan bajas como 40 mg, con lo que el umbral para los niños podrían ser mucho más bajo, de alrededor de 1 mg por kg de peso.

Las recargas de cartuchos de nicotina están disponibles en varias concentraciones, que van desde 6 mg/l (0,6 por ciento) a 36 mg/l (3,6 por ciento), y, en el caso de la mayor concentración, sólo unas gotas pueden tener efectos secundarios graves en un niño menor de 5 años, advierten estos expertos.

El tabaquismo severo puede provocar latidos cardiacos irregulares y peligrosos, el coma, convulsiones y que el corazón deje su acción de bombeo (paro cardiaco). "Nuestro caso pone de relieve una importante cuestión emergente relacionada con el uso de los cada vez más populares cigarrillos electrónicos", escriben los autores.

Los primeros signos de envenenamiento accidental de nicotina son ardor en la boca y la garganta, náuseas y/o vómitos, confusión y mareos y debilidad y exceso de saliva. "La naturaleza exploratoria de los niños pequeños y el atractivo envase de las recargas son una combinación peligrosa que es probable que conduzca a una incidencia cada vez mayor de exposición accidental a la solución de nicotina concentrada", añaden.

"El riesgo planteado por el líquido de nicotina para los niños debe ser reconocida y todos debemos actuar sobre él, incluyendo la educación pública y la legislación, para mejorar el perfil de seguridad de los contenedores e-líquido", concluyen.

Ya somos 190.676