Galp Energía cancela un contrato de gas y luz de un socio de FACUA tras un alta fraudulenta

La asociación consigue que la suministradora reconozca la irregularidad del documento donde aparecían los datos personales del afectado, excepto el número de cuenta bancaria real.

Galp Energía cancela un contrato de gas y luz de un socio de FACUA tras un alta fraudulenta
"Podríamos habernos quedado sin luz y gas en casa, afortunadamente gracias a FACUA conseguí que Galp Energía reconociera el fraude"

Galp Energía ha cancelado un contrato de gas y luz de José Ramón Martínez, socio de FACUA-Consumidores en Acción que había dado de alta de manera fraudulenta.

La compañía ha gestionado la baja del contrato donde supuestamente el afectado requería suministro de gas natural, electricidad y otros servicios de mantenimiento, concretamente "conforthogar".

El usuario descubrió el proceso de cambio cuando un comercial de Endesa que acudió a su domicilio le advirtió de la situación. El agente le explicó a José Ramón que tenía constancia de que había solicitado un traslado de los suministros básicos a Galp Energía.

El afectado se puso entonces en contacto con Endesa, su compañía y efectivamente comprobó que en su nombre habían solicitado un cambio. Confirmó los hechos hablando con Galp y detectó que habían usado sus datos personales, aunque en el supuesto contrato que después recibió no habían puesto bien su nombre y faltaba el segundo apellido, además el número de cuenta no era el suyo.

Ante la situación fraudulenta, el usuario se puso en contacto rápidamente con FACUA Sevilla para que gestionaran la reclamación. "Podríamos habernos quedado sin luz y gas en casa", explica José Ramón.

La asociación se dirigió a Galp Energía para recordarles que no había existido un consentimiento válido en este sentido para el alta de los suministros de gas, luz y otros servicios.

FACUA recordó a la compañía que como establece el artículo 1261 del Código Civil, es un requisito indispensable para la formalización de los contratos el consentimiento: "No hay contrato, sino cuando concurren los siguientes requisitos: Consentimiento de los contratantes". Además en este mismo sentido, el artículo 1262 estipula que "el consentimiento se manifiesta por el concurso de la oferta y de la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato".

Gracias a las gestiones de FACUA, en poco más de una semana Galp respondió a la reclamación reconociendo que se trataba de "un alta no deseada". La suministradora le indicó al afectado que debía ponerse en contacto con su anterior compañía, en este caso Endesa, para que procedieran al cambio.

Asimismo, Galp Energía gestionó la baja del servicio de mantenimiento y además pidió al afectado disculpas y lamentó las molestias ocasionadas.

José Ramón satisfecho con las actuaciones de la asociación explica: "cuando acudí a FACUA lo hice para solucionar mi caso y también para animar a otras personas a denunciar". El afectado añade: "no pudieron cobrarme porque el número de cuenta no era el mío, pero robaron parte de mis datos personales".

Ya somos 188.944