La Audiencia Nacional acusa a 32 responsables de Forum Filatélico de estafar 3.072 millones de euros

El juez Ruz asegura en su auto que la empresa "era económicamente inviable desde su origen y resultaba de todo punto insostenible".

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha procesado a 32 responsables de Forum Filatélico a las que se acusa de estafar 3.702 millones de euros a 269.203 clientes. Se trata de una causa diferente a la que acaba de cerrarse en el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid. En un auto notificado este miércoles, asegura que los directivos de esta empresa desarrollaron un mecanismo "defraudatorio piramidal" e inflaron los precios de los sellos que adquirían los estafados.

El magistrado, que asegura que Forum "era económicamente inviable desde su origen y resultaba de todo punto insostenible", precisa que los clientes pagaban por los sellos unos precios fijados unilateralmente por la propia empresa "a un valor muy superior al que podían conseguir en el mercado filatélico". La sociedad se obligaba a recomprárselos a un precio mayor aún para abonarles la rentabilidad garantizada.

Ruz acusa en su auto a los 32 responsables y colaboradores de Fórum, en distinto grado de participación, por delito continuado de estafa cualificada, falseamiento de cuentas anuales, insolvencia punible y blanqueo de capitales e impone a 22 de ellos una fianza de responsabilidad civil de 3.702 millones de euros con los que hacer frente a una eventual condena, "estimación resultante del cálculo del perjuicio económico" causado.

Entre los procesados se encuentran todos los miembros del Consejo de Administración, integrado por el consejero delegado, Francisco Briones, y los consejeros Miguel Ángel Hijón Santos, Juan Maciá Mercader, Francisco José López Gilarte y Agustín Fernández Rodríguez. Además, Ruz reactiva la orden de busca y captura para su ingreso en prisión respecto del huido José Manuel Carlos Llorca.

"Fórum Filatélico no contaba con el patrimonio suficiente ni generaba los recursos necesarios para hacer frente a esos elevados compromisos de pago debido a los enormes gastos de mantenimiento de su actividad, al exiguo resultado de sus inversiones y el escaso valor de su patrimonio filatélico referenciado a sus propias listas manifiestamente sobrevaloradas", explica el juez en el documento conocido este miércoles.

El auto, que desvela que Forum acumulaba unas pérdidas superiores a los 38 millones de euros en mayo de 2006, concreta que según la propia entidad, su colección de sellos estaba valorada en más de 4.300 millones de euros, cuando tenía en realidad un valor once veces menor, según el catálogo Yvert & Tellier. "En el mejor de los casos" y con precios de 2007, la venta de los sellos alcanzaría los 86 millones de euros.

Para ocultar su situación, mantener la confianza de sus clientes y evitar el rescate de sus inversiones y con ello el "colapso" de la entidad, además de para poder cumplir sus compromisos de pago, los responsables de Fórum, al frente del cual estaba el principal imputado, Francisco Briones, desarrollaron un mecanismo "defraudatorio", de forma que con el objetivo de retener al mayor número de clientes les ofrecían renovar sus inversiones.

De esta manera, con las aportaciones de los nuevos clientes se pagaban las desinversiones y rentabilidades de los antiguos clientes, a quienes se hacía creer que las cantidades abonadas procedían de la revalorización de sus sellos, dice el juez.

Red comercial "fuertemente incentivada"

Este proceso de captación y fidelización de los miles de clientes de Fórum pudo sostenerse gracias a la "incesante" labor de una extensa red comercial "fuertemente incentivada" e integrada por más de 4.500 agentes comerciales, mediadores y prestadores de servicios. Se calcula que los fondos captados por Fórum entre los años 2000 y 2005, fueron superiores a los once mil millones de euros.

De acuerdo con la investigación judicial, lo que en las cuentas de Fórum aparecía como fondos en positivo en realidad eran cifras negativas. Los peritos judiciales han acreditado que el superávit de 411 millones acreditado en las cuentas de 2005 era una situación negativa de 2.600 millones de euros. De hecho, en la fecha de la intervención judicial, "Fórum Filatélico presentaba unos fondos negativos superiores a los 2.800 millones de euros", indica Ruz.

El auto concluye que "las cuentas anuales de Fórum Filatélico, formuladas por sus administradores, no mostraron a los inversores durante años la imagen fiel de su situación financiera, su patrimonio y sus resultados, sino que ocultaron su situación de insolvencia".

Con el fin de dar cobertura a su actividad ficticia, los administradores de la filatélica contaron con la colaboración "imprescindible" de José Carrera Sánchez, socio de Carrera Auditores, quien durante años dio el visto bueno a las cuentas de la filatélica "aun conociendo que las mismas no reflejaban la realidad económica de la sociedad".

La investigación también ha permitido desentrañar que una parte muy importante de los fondos captados por Fórum de sus clientes fueron a parar a diversas sociedades extranjeras que aparentemente actuaban como proveedores de filatelia, pero que "en realidad formaban parte de una compleja red internacional de sociedades interpuestas al servicio de la actividad defraudatoria descrita".

El juez calcula que con esta operativa, en la que contaron con la colaboración de varios despachos de abogados, se detrajeron fondos de Fórum Filatélico por valor de cientos de millones de euros.

Parte de los fondos evadidos fueron utilizados por los procesados para acometer operaciones inmobiliarias en su propio beneficio. Una de ellas, a modo de ejemplo, supuso la adquisición de la sociedad Parque Marítimo Anaga y su posterior venta a Grupo Unido, una operación por la que uno de los procesados, José Manuel Carlos Llorca, se embolsó más de 15 millones de euros.

Ya somos 190.565