FACUA advierte a Microsoft que las condiciones que impone a los usuarios de Hotmail y Messenger vulneran el secreto de las comunicaciones, la Ley Orgánica de Protección de Datos y la LSSICE

La empresa norteamericana se reserva el derecho a revisar, modificar o eliminar los materiales expuestos en los correos electrónicos y zonas de charla. Aunque permite rechazar el envío de publicidad personalizada propia o de terceros, advierte que no puede cancelarse la recepción de ciertos correos electrónicos que la compañía envía de forma periódica con publicidad de sus productos.

Tras advertir a la filial de Google en España que su proyectado servicio de correo web, Gmail, vulneraría la legislación española, la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) se ha dirigido a Microsoft Ibérica para instarle a modificar las condiciones contractuales del acceso a los servicios que ofrecen los sitios web de Microsoft Network (MSN), entre ellos los de correo electrónico, MSN Hotmail, y mensajería instantánea, .NET Messenger. Y es que estos contratos incluyen cláusulas que también contravienen el secreto de las comunicaciones reconocido por el artículo 18 de la Constitución Española y diversos artículos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico.

En el denominado Contrato entre el usuario y Microsoft, la empresa "se reserva el derecho a revisar los materiales expuestos" en servicios de comunicación como correos electrónicos, zonas de charla, boletines electrónicos, grupos de noticias, foros, comunidades, páginas web personales y contenedores de archivos.

FACUA advierte que esta práctica vulneraría el artículo 18 de la Constitución, que garantiza el derecho a "la intimidad personal y familiar y a la propia imagen" (apartado 1) y "el secreto de las comunicaciones" (apartado 3), además de advertir que "la ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos" (apartado 4). Paralelamente, se incurre en un incumplimiento del artículo 9 de la Ley 15/1999, relativo a la seguridad de los datos, se advierte que "el responsable del fichero, y, en su caso, el encargado del tratamiento, deberán adoptar las medidas de índole técnica y organizativas necesarias que garanticen la seguridad de los datos de carácter personal y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado".

Además, la compañía se otorga el poder de "modificar, negarse a exponer o quitar cualquier información o material, en todo o en parte, a la entera discreción de Microsoft" y " dar por terminado su acceso a alguno o a todos los Servicios de comunicación en cualquier momento, sin previo aviso, por cualquier razón".

Asimismo, Microsoft indica en las condiciones contractuales que utilizará los datos personales del usuario para enviarle publicidad personalizada propia o de terceras empresas y aunque reconoce el derecho a rechazarla, advierte que no puede cancelarse la recepción de ciertos correos electrónicos que la compañía envía de forma periódica con publicidad de sus productos.

En este sentido, FACUA recuerda que el artículo 30 de la Ley 15/1999, relativo a los tratamientos con fines publicitarios, establece en su apartado 4 que "los interesados tendrán derecho a oponerse, previa petición y sin gastos, al tratamiento de los datos que les conciernan". Por su parte, la Ley 34/2002 advierte en su artículo 22.2 que "en todo caso, el prestador deberá ofrecer al destinatario la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos con fines promocionales mediante un procedimiento sencillo y gratuito, tanto en el momento de recogida de los datos como en cada una de las comunicaciones comerciales que le dirija", tras advertir en el apartado anterior que "queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas".

Por otro lado, Microsoft advierte al usuario que "se reserva el derecho a revelar toda la información personal acerca de usted o de su uso de los Sitios y Servicios de MSN, incluidos sus contenidos, sin su permiso previo si Microsoft cree de buena fe que dicha acción es necesaria para (...) proteger y defender los derechos o la propiedad de Microsoft o sus compañías afiliadas" o "actuar para proteger los intereses de sus miembros o de otros". Un texto que FACUA considera extremadamente ambiguo y que puede abrirse a todo tipo de interpretaciones.

Además, FACUA señala que la empresa incurre en una cláusula abusiva, definida como tal en la Disposición Adicional Primera de la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, al indicar que "se reserva el derecho de cambiar los términos, condiciones y avisos bajo los que se ofrecen los Sitios o Servicios de MSN" sin informar a los usuarios, planteando que "es su responsabilidad revisar regularmente estos términos y condiciones y los términos adicionales expuestos en ciertos sitios Web" y entendiendo que su "uso continuado" supone la aceptación de los mismos.

Ya somos 198.328