FACUA considera aberrante que el Gobierno haya recortado la cooperación con África un 80% desde 2011

La asociación considera que la mejor ayuda para impedir que el virus del ébola se siga expandiendo es invertir en los países que han sido saqueados por gobiernos y empresas de Europa y EE UU.

FACUA considera aberrante que el Gobierno haya recortado la cooperación con África un 80% desde 2011
España destina un ridículo 0,16% de su Renta Bruta Nacional a ayuda al desarrollo. | Imagen: Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO) (CC BY-ND 2.0)

FACUA-Consumidores en Acción considera aberrante que el Gobierno haya recortado la cooperación con África un 80% desde 2011. La actitud de dejadez del Gobierno, junto a sus homólogos europeos y estadounidense, son los responsables del brote del ébola que afecta a África desde hace 40 años y ahora se extiende por todo el mundo. La asociación considera hipócrita la actitud de un Ejecutivo que ha participado en el expolio de los países más afectados y con miles de muertos y no ha hecho absolutamente nada relevante para atajar una epidemia que ya ha llegado a España.

En plena crisis del ébola, FACUA recuerda que el Gobierno español ha reducido la ayuda oficial al desarrollo destinada a África un 80% desde que el PP alcanzó el poder en 2011, fondos destinados tanto a proyectos que desarrollan infraestructuras o forman profesionales, entre otras cosas, como las partidas de ayuda humanitaria, asistencia inmediata cuando se vive una crisis como la que está sufriendo ahora África Occidental.

La asociación considera que la mejor ayuda que se puede prestar a estos países para evitar que el virus siga matando es invertir en las infraestructuras, formación y desarrollo y no pretender contener la pobreza con muros y concertinas, como hace el Ejecutivo que encabeza Mariano Rajoy.

Las partidas destinadas a la cooperación presentadas la pasada semana dentro de los Presupuestos Generales del Estado para 2015 presentan modificaciones mínimas respecto de 2014 -516,48 millones de euros-, lo que demuestra el desinterés del Gobierno por lo que pasa en los países en peores condiciones sociales y económicas. La asociación denuncia que España destina a ayuda al desarrollo cantidades similares a las de hace 30 años, en la cola de los países donantes.

El último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que agrupa a los principales países industrializados del mundo, es demoledor. Según este informe, España -séptima economía del mundo según esta institución- invirtió un 0,16% de su Renta Bruta Nacional en ayuda al desarrollo en 2013, muy lejos del objetivo de la ONU del 0,7% y mucho más lejos aún de las cantidades invertidas por otros países europeos, como Reino Unido (0,72%), Dinamarca (0,85%), Luxemburgo (1%), Suecia (1,02%) y Noruega (1,07%).

Por sectores, los programas destinados a los servicios sociales básicos (relacionados con la salud o el abastecimiento de agua, además de la educación, entre otros) han perdido un 90% de su presupuesto desde 2011. La ayuda humanitaria ha disminuido un 80%.

FACUA recuerda que numerosos religiosos y ONG que llevan años trabajando en África han alertado sobre la deforestación, provocada por el saqueo constante de empresas y gobiernos de Europa y EE UU, que han trasladado el foco transmisor del ébola –los murciélagos- a las cercanías de ciudades densamente pobladas, donde la pobreza y la falta de infraestructuras y formación ha sido el mejor caldo de cultivo para la propagación masiva del virus.

Compromisos concretos contra el ébola

Mientras, en la misma semana de octubre en la que se presentaban los presupuestos generales para 2015 que no remedian la situación, tenía lugar en Londres una Conferencia de Donantes con delegados de 20 países -entre ellos España-, organizada por los gobiernos de Reino Unido y Sierra Leona bajo el auspicio de la ONU y la Organización Mundial de la Salud.

En dicho encuentro, varios países se comprometieron a enviar ayuda a los países afectados por el ébola, que ya ha infectado a más de siete mil personas y ha matado a más de 3.300. Mientras España reduce sus presupuestos de ayuda y no adquirió ningún compromiso adicional para luchar contra el ébola en dicha conferencia, numerosos países han hecho un gran esfuerzo de solidaridad para intentar atajar la enfermedad. Así, países como Cuba o Filipinas, que aún no se recupera de la tragedia causada por el tifón Haiyan en 2013, se han comprometido a enviar personal sanitario –en el caso de Cuba, 165 profesionales de la salud-.

Además, entre otros, Australia comprometió en Londres entregar alrededor de 7.900.000 euros, Canadá, 23.586.000 euros, Finlandia, 943.500 euros, Italia, 3.931.000 euros, Suiza, 4.121.000 euros y Reino Unido, 158 millones de euros. Países como Irlanda, Japón, Noruega, Corea del Sur o Suecia se comprometieron a enviar material y personal a los países más afectados.

Ya somos 190.625