FACUA pide a Caldera medidas contra la publicidad sexista

La Federación demanda que la futura Secretaría General de Políticas de Igualdad asuma competencias sancionadoras frente a los anuncios que atentan contra la dignidad de la mujer. Se trata de una práctica prohibida por la Ley General de Publicidad de 1988 que nunca es objeto de sanción.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) demanda al ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, que las políticas de la futura Secretaría de Políticas de Igualdad incorporen medidas contra las empresas que utilizan mensajes publicitarios en los que se atenta contra la dignidad de la mujer. FACUA considera que este tipo de mensajes contribuyen a mantener en determinados sectores de la sociedad una concepción retrógrada de la imagen de la mujer que poco ayuda a la plena equiparación de géneros.

FACUA denuncia que numerosos anuncios presentan a la mujer como un simple objeto sexual al servicio del hombre, una práctica de publicidad ilícita prohibida por el artículo 3 de la 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad que nunca es objeto de sanción, por lo que considera que la citada Secretaría General debería asumir competencias sancionadoras en este terreno.

La Federación advierte que las numerosas denuncias que viene presentando contra anuncios discriminatorios, especialmente en el sector de las bebidas alcohólicas, nunca culminan en sanción porque las administraciones central y autonómicas competentes en materia de Consumo suelen limitarse a derivarlas a los organismos públicos dedicados a la defensa de la igualdad de la mujer, muy concienciados sobre la problemática denunciada pero carentes de potestad sancionadora frente a estas graves irregularidades.

En su informe La mujer, maltratada por la publicidad, FACUA pone de manifiesto casos de anuncios sexistas denunciados en los últimos años que llegan al extremo de mostrar imágenes como la de una mujer desnuda encadenada por el collar de perlas anunciado o mensajes como el de un anuncio de whisky que sugería emborrachar a una mujer para lograr propósitos sexuales.

Ya somos 192.645