Se perderán más de 300.000 empleos

FACUA Andalucía alerta de la caída de oferta comercial por el fin de la moratoria para la renta antigua

La federación firma junto a otras nueve entidades económicas y sociales de la Comunidad una declaración en defensa del comercio andaluz, de sus trabajadores y los consumidores.

FACUA Andalucía alerta de la caída de oferta comercial por el fin de la moratoria para la renta antigua
FACUA Andalucía, junto a los nueve firmantes, propone al Ejecutivo un régimen transitorio para este tipo de contrato de arrendamiento que incluya una nueva moratoria de diez años. | Imagen: Lanpernas Dospuntozero (CC BY-NC-SA 2.0)

FACUA Andalucía advierte de que el fin de la moratoria de los alquileres de renta antigua, previsto para principios de 2015, provocará una pérdida en la variedad de oferta comercial de la que disponen los consumidores andaluces, que verán además cómo se encarecen los productos a la venta y la pérdida de alrededor de 300.000 empleos. La ley actual de Arrendamientos Urbanos (en vigor desde 1994) impuso una moratoria de veinte años para la finalización de los locales alquilados bajo la norma de 1964 que cumple en 2014, por lo que a partir del año que viene se producirá una subida drástica e inasequible en el precio de muchos locales de alquiler del pequeño y mediano comercio.

La federación firma este miércoles en Granada una declaración en defensa del comercio andaluz, de sus trabajadores y los consumidores, junto a otras nueve entidades económicas y sociales de la Comunidad: Consejería de Turismo y Comercio, Cámara de Comercio de Huelva, UCA-UCE, CC OO, Al Ándalus, SMC-UGT, CECA, Cepes y la Plataforma No al Cerrojazo.

En él, las entidades firmantes recuerdan que si el Gobierno central "no acepta la reivindicación del sector y sus agentes sociales y económicos" se producirá inevitablemente un "cierre masivo de miles de pequeñas y medianas empresas de diferentes sectores", que acarreará la pérdida de más de 300.000 empleos, fundamentalmente femenino, con fuerte presencia en el sector.

FACUA Andalucía, junto a los nueve firmantes, propone al Ejecutivo un régimen transitorio para este tipo de contrato de arrendamiento que incluya una nueva moratoria de diez años. Después de este plazo, la declaración propone "una actualización de la renta por la diferencia entre, por un lado, el incremento de los últimos veinte años del IPC de arrendamientos urbanos a 31/12/2014 y, por otro, el incremento del IPC general ya aplicado. A partir de esta fecha se utilizará como índice corrector el referido IPC de arrendamientos urbanos anual corriente".

Evitar que se perjudique el modelo comercial andaluz

El previsible cierre de más de cien mil empresas involucrará a todas las industrias relacionadas con el sector, proveedores, auxiliar y servicios por algo tan sencillo como la imposibilidad de asumir la subida de los alquileres de los locales de empresas con pequeño volumen de negocio. El manifiesto recuerda que "la actividad de estas empresas tiene un papel primordial dentro de la vertebración social y la revitalización de los municipios" donde ejercen su actividad.

Además, el cierre de locales especializados hará que la oferta comercial se unifique y se aleje de los centros de las ciudades y "provocará que el nivel de gasto de los visitantes extranjeros se reduzca, ya que les será indiferente pasear por un centro comercial en las afueras del casco urbano que por los centros comerciales abiertos de las ciudades. De este modo se perderá la personalidad de la ciudad y su atractivo turístico".

FACUA Andalucía espera que se atiendan las peticiones del manifiesto para evitar que se perjudique el actual modelo de comercio andaluz que, como se recoge en la declaración, "es un modelo cercano, sostenible y accesible", que "contribuye al mantenimiento, desarrollo y seguridad de las ciudades y barrios, genera empleo estable y permite la conciliación de la vida personal, laboral y familiar, y garantiza el equilibrio entre los distintos formatos comerciales".

Ya somos 190.685