FACUA rechaza la privatización de AENA y pide su total paralización

La asociación alerta sobre la falta de transparencia en el proceso y pide que se impulse un debate social, político e institucional sobre el modelo aeroportuario español. También advierte del posible aumento de tasas tras su venta.

FACUA rechaza la privatización de AENA y pide su total paralización
FACUA considera que la privatización empeorará drásticamente la calidad y seguridad del servicio público y se incrementarán las reclamaciones de los usuarios de los aeropuertos. | Foto: Oriol Salvador (CC BY-NC-ND 2.0)

FACUA-Consumidores en Acción exige al Gobierno la total paralización de la privatización de AENA, la empresa pública de gestión aeroportuaria en España. La asociación alerta sobre la falta de transparencia en el proceso, que de hecho ha llevado incluso al Gobierno a ampliar los plazos previstos inicialmente por esta falta de claridad en el proceso. Se trata, como anuncia el propio Ejecutivo, de la mayor venta de activos públicos de los últimos 16 años.

La asociación exige que los consumidores, principales afectados por la privatización que pretende llevar a cabo el Gobierno, puedan participar de manera permanente en los órganos de participación en materia aeroportuaria, como son los comités de coordinación aeroportuaria y las comisiones de coordinación aeroportuaria específicas para los aeródromos con más de ocho millones de pasajeros al año.

FACUA considera que la privatización de AENA generará un brutal incremento de las tasas aeroportuarias en los próximos años, al igual que ha sucedido con la liberalización de sectores como la electricidad, el gas y las gasolinas. La federación denuncia que la privatización hará peligrar las rutas que no sean rentables económicamente para los inversores, aunque si lo sean social y económicamente para el entorno y los ciudadanos a los que se debe garantizar la movilidad y conectividad.

En este sentido, la asociación recuerda que el propio Gobierno abrió la puerta a que esto ocurra en el Real Decreto Ley 8/2014, de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. En esta norma en la que se modificaron numerosas leyes existentes, se autoriza al Consejo de Ministros, por primera vez, a cerrar los aeródromos que no sean viables económicamente, sin tener en cuenta las necesidades de movilidad de los ciudadanos de la zona.

Modelo de gestión en red en peligro

FACUA advierte de que, de proseguir con el proceso privatizador, la calidad y seguridad del servicio público empeorará drásticamente y se incrementarán las reclamaciones de los usuarios de los aeropuertos.

La gestión pública estatal y en red es la que permite mantener unos estándares mínimos de servicio y calidad homogéneos, el único modelo que garantiza la transparencia y la participación de los agentes afectados en la toma de decisiones. Además, permite equilibrar las cuentas de los aeropuertos deficitarios con los beneficios de los rentables económicamente, para garantizar así la prestación del servicio público de calidad, la movilidad y conectividad de los ciudadanos.

En contra, la privatización puede dar lugar a la creación de un déficit tarifario con el único objetivo de garantizar los beneficios de los inversores, que acabará perjudicando a los usuarios.

FACUA considera que la gestión pública de los servicios frente a la dependencia de las estrategias del mercado es una garantía de accesibilidad, universalidad y la continuidad del servicio al margen de situaciones coyunturales.

Ya somos 188.948