Honda llama a revisión a 170.000 vehículos por un defecto de airbag tras la muerte de cinco personas

Las bolsas de aire defectuosas están suministradas por la firma japonesa Takata desde el 2008.

Honda Motor ha llamado a revisión a 170.000 vehículos a nivel global por un defecto en los airbag, tras informar que una conductora en Malasia murió en julio después de ser golpeada por un fragmento desprendido de una bolsa de aire fabricada por la firma japonesa Takata, convirtiéndose en la quinta víctima fatal del desperfecto y en la primera fuera de Estados Unidos.

El fabricante de coches lleva el total de vehículos citados a revisión a casi diez millones. Esta llamada busca detectar potenciales airbag defectuosos suministrados por Takata desde el 2008, incluyendo convocatorias específicas en algunas regiones de Estados Unidos.

Antes de esta última información difundida, las bolsas de aire de Takata habían sido vinculadas a cuatro casos fatales de vehículos Honda en Estados Unidos. Todas las víctimas fueron golpeadas por fragmentos disparados desde el airbag en el momento en que éste se inflaba.

Los airbag defectuosos de Takata están sujetos a una investigación de seguridad en Estados Unidos en torno al riesgo de que estallen con una fuerza que resulte peligrosa durante un accidente y disparen trozos de metal dentro del vehículo.

Más de diecisiete millones de vehículos fabricados por casi una decena de diferentes firmas automotrices han sido llamados a revisiones a nivel global por la falla en los airbag de Takata desde el 2008.

En el accidente de Malasia ocurrido el 27 de julio en un coche Honda City modelo 2003, el dispositivo que infla el airbarg se rompió y lanzó trozos de metal dentro del vehículo, algunos de los cuales impactaron sobre la conductora, dijo Honda.

Ya somos 188.763