Una web rusa difunde miles de enlaces a 'webcam' de todo el mundo, de las que 378 son españolas

Entre los dispositivos pirateados se encuentran videocámaras domésticas, cámaras de vigilancia de tiendas, oficinas o garajes, o incluso monitores de control para bebés.

Miles de enlaces a imágenes de cámaras de videovigilancia de todo el mundo han sido dejados al descubierto en internet a través de una página web administrada desde Rusia. Entre los dispositivos pirateados se encuentran videocámaras domésticas, cámaras de vigilancia o incluso monitores de control para bebés, siendo 378 de ellos de origen español.

La alerta la ha lanzado el Reino Unido y lleva funcionando un mes, según informa el diario El Mundo. Los hackers utilizarían fallos de los sistemas de protección de las cámaras y la ausencia de contraseñas para llegar hasta las imágenes. 

En total han sido pirateadas 4.591 cámaras en EEUU, 2.059 en Francia y 1.576 en Holanda. Además existen enlaces a al menos 500 enlaces de Reino Unido, entre los que se encuentran cámaras de grabación a una habitación de un niño en Birmingham, un gimnasio en Manchester o un pub en Stratford. De España, 378 aparatos de videovigilancia de todo el territorio nacional, la mayoría de Madrid, son los que aparecen en la web rusa. En menor medida, aparecen cámaras de Pakistán, Kenia y Nicaragua.

Los contenidos de la web se encuentran listados tanto por país como por dispositivo y algunos de estos contenidos sólo muestran una imagen estática. Sobre todo aparecen tiendas, aparcamientos públicos, oficinas y garajes, auqnue también puede encontrarse entre los enlaces un dormitorio de A Coruña, un salón de una casa en Bilbao o la habitación de una pareja de ancianos de Madrid.

Entre las marcas afectadas se encuentran las cámaras chinas Foscam, las estadounidenses Linksys y las japonesas Panasonic.

Cuidado con las contraseñas de seguridad

El comisario de Información británico, Christopher Graham, ha solicitado a las autoridades rusas que cierren este sitio web y ha alertado a los titulares de las cámaras que tomen mayores medidas de seguridad, como cambiar las contraseñas, ya que según comenta el comisario, "estos instrumentos son muy útiles si usted quiere comprobar que su hijo o su tienda va bien, pero todo el mundo puede acceder a él a menos que tenga una contraseña segura".

"Si usted valora su privacidad, tome las medidas de seguridad básicas", añade adviertiendo de incluso apagar los dispositivos. 

Según Graham, todo empezó en Macao y hong Kong, que alertaron a los australianos, éstos a los canadienses; y estos últimos, a los británicos. El comisario ha alertado de que los rusos lograron que el sitio web permanezca alojado en un territorio de alta mar, concretamente las Islas Cocos ('.cc') bajo administración australiana.

Ya somos 190.556