La Eurocámara pide trocear Google para acabar con abusos de posición dominante

La resolución no tiene carácter vinculante, ya que la Comisión es la única institución europea para adoptar decisiones en materia de competencia.

El pleno de la Eurocámara ha aprobado por 384 votos a favor (174 en contra y 56 abstenciones) una resolución que pide trocear Google y otras compañías de Internet y separar en diferentes empresas los motores de búsqueda y otros servicios comerciales para acabar con abusos de posición dominante.

La resolución del Parlamento europeo no tiene carácter vinculante, sino que su único valor es político. La Comisión es la única autoridad con poder a nivel de la UE para adoptar decisiones en materia de competencia.

"Es muy importante que la aplicación sobre competencia a casos particulares siga siendo independiente de la política y que no se cuestionen los procedimientos antimonopolio", ha dicho el portavoz de Competencia del Ejecutivo comunitario, Ricardo Cardoso, preguntado por la petición de la Eurocámara. Bruselas "respetará los derechos de todas las partes" y será "neutral" y "justa" en el caso Google.

Por su parte, el eurodiputado de Convergència i Unió, Ramón Tremesa –uno de los promotores de la resolución junto al democristiano alemán Andreas Schwab- ha denunciado que "Google –que tiene una cuota de mercado del 90% en muchos Estados miembro- da un tratamiento preferente a sus propios servicios” y “desvía el tráfico desde enlaces rivales".

En su resolución, la Eurocámara pide a la Comisión que "considere propuestas para separar los motores de búsqueda de otros servicios comerciales como uno de los posibles medios a largo plazo" para resolver estos problemas de competencia, aunque no cita expresamente a Google.

Los parlamentarios reclaman a Bruselas que "aplique las reglas de competencia de la UE de forma contundente" en el mercado de las búsquedas en Internet con el fin de garantizar "medidas correctivas" que beneficien verdaderamente a consumidores, usuarios de Internet y negocios en línea.

La Eurocámara celebra la intención de Bruselas de lanzar nuevas investigaciones sobre las prácticas de los buscadores de Internet y resaltan que "el mercado de búsquedas en línea es de particular importancia para garantizar condiciones de competencia dentro del mercado único digital".

Por ello, el Parlamento solicita al Ejecutivo comunitario que "evite cualquier abuso en la comercialización de servicios conectados por parte de los operadores de los motores de búsqueda" y subraya la importancia de garantizar que las búsquedas no sean discriminatorias. "La indexación, la evaluación, la presentación y la ordenación por parte de los motores de búsqueda debe ser imparcial y transparente" dice la resolución.

La Comisión lanzó en 2010 una investigación contra Google por abuso de posición dominante en el mercado de las búsquedas de Internet. El ex comisario de Competencia, Joaquín Almunia, trató de alcanzar una solución negociada hasta en tres intentos, pero los rivales del gigante estadounidense rechazaron por insuficientes los tres paquetes de concesiones presentados por Google.

La nueva comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha dicho que necesitará "algún tiempo" y más consultas con todas las partes antes de decir si sigue negociando con Google o le envía ya un pliego de cargos, primer paso a la imposición de multas.

Ya somos 188.856