Ciudadanos por el Transporte Público de Murcia exige la renovación inmediata de 40 autobuses de pedanías

La Plataforma, de la que forma parte Consumur, recuerda que estas mejoras se establecieron en la nueva Ley de Sistema Integrado de la Región de Murcia, aprobada en 2009, y que ha entrado en vigor ahora tras cumplirse los dos años de prórroga decretados en 2012.

La Plataforma Ciudadanos por el Transporte Público, de la que forma parte la Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios, Consumur, integrada en FACUA-Consumidores en Acción, exige de manera inmediata la puesta en marcha de las mejoras en las líneas de autobuses de pedanías que estableció la nueva Ley de Sistema Integrado de la Región de Murcia, aprobada en 2009, y que ha entrado en vigor ahora tras cumplirse los dos años de prórroga decretados en 2012 debido a la grave crisis económica.

Dichas mejoras consistirían en la renovación de más de cuarenta autobuses de la flota de la empresa concesionaria de los servicios a pedanías, mejoras en la información a los usuarios, aumentar el número de vehículos accesibles a personas con cualquier tipo de discapacidad, así como un paquete de medidas técnicas dirigidas a favorecer la coordinación entre modos y empresas de transporte, con políticas de integración tarifaria.

La Plataforma considera cruelmente irónico que una Administración que definió en el preámbulo de la mencionada ley, "el derecho a la movilidad como una necesidad de imprescindible cobertura por las administraciones públicas en la sociedad moderna, que se concreta en la exigencia de mantenimiento de una red de transporte público de calidad" haga exactamente lo contrario.

Desde esta publicación en el BORM, recuerda la Plataforma, se ha sucedido un plan de recortes de líneas en las pedanías, se acabó con el Unibono general y todos los usuarios del transporte público sufrieron el ‘tarifazo’.

La Plataforma recuerda que a día de hoy en el municipio de Murcia, conviven cinco tipos de billetes, cinco tipos de bonos y sólo uno compatible (coloraos y tranvía), cuatro tipos de tarifas planas, y nueve bonos sociales (tres por concesionaria) incompatibles entre sí.

Para terminar la lista de despropósitos, la Plataforma lamenta que el Ayuntamiento siga pensando sólo en los alrededores de La Glorieta, diseña la ampliación del tranvía y con ella la imposición de que las líneas de autobuses de pedanías no entren en la ciudad. Un único motivo, que los usuarios se vean en la necesidad de usar el tranvía y los coloraos para, de ese modo, hacer que estas concesiones sean más rentables.

La Plataforma Ciudadanos por el Transporte Público está formada por organizaciones vecinales, de consumidores y usuarios, sindicales y políticas que han aunado esfuerzos para trabajar por un transporte público y social, seguro y sostenible para el municipio de Murcia.

Ya somos 190.625