Un juez condena a la Consejería de Sanidad a indemnizar a los familiares del paciente fallecido

La Comunidad de Madrid, castigada con 89.000 euros por un diagnóstico tardío con resultado de muerte

El neumólogo que atendió al enfermo se negó a practicarle una ecografía, alegando que de noche no se hacía esa prueba, una 'mala praxis' que dio como resultado un agravamiento que provocó su fallecimiento tras ser intervenido de urgencia en un quirófano del Hospital Gómez Ulla, centro privado concertado dependiente del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid indemnizará con 89.000 euros a la familia de un hombre de sesenta y cinco años fallecido en septiembre de 2011 en el Hospital Gómez Ulla, tras no haber sido sometido a tiempo a una ecografía que le podría haber salvado la vida.

La prueba diagnóstica no realizada ha quedado finalmente demostrado en la resolución del caso que efectivamente podría haber servido para detectar su estado grave de salud, según ha informado El Defensor del Paciente a la Agencia EFE

El juez reconoce en su sentencia la responsabilidad del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), del que depende el centro privado concertado Gómez Ulla, y acuerda una indemnización de 89.000 euros "por mala praxis en la asistencia sanitaria que le llevó al fallecimiento". 

El paciente ingresó el 14 de septiembre de 2011 en el citado hospital por dolor intenso en el muslo de la pierna izquierda y en la zona lumbar, incontinencia de orina, estreñimiento y ausencia de la sensación de orinar.

Ante el empeoramiento del paciente y la ausencia del médico de guardia, el neumólogo que lo atendió "se negó a realizarle una ecografía ni ninguna otra prueba de imagen" alegando que "por la noche no se hacían ecografías". El Defensor del Paciente asegura que no es cierto que no sea posible realizar ecografías en horarios nocturnos en ese centro hospitalario.

La ecografía necesaria no fue ordenada hasta el día siguiente, revelándose un síndrome compartimental, un estado de salud grave que precisó de una intervención quirúrgica urgente. El paciente falleció a las veinticuato horas de la operación.

Ya somos 190.546