La sanción se produce por haber incumplido un fallo anterior de 2007

La justicia europea multa a Italia con 40 millones cada semestre hasta que acabe con vertederos ilegales

En el territorio italiano hay cerca de 200 emplazamientos que no se ajustan a las exigencias de la directiva de residuos de la UE.

El Tribunal de Justicia de la UE (TUJE) ha impuesto a Italia una multa inicial de 40 millones de euros por haber incumplido un fallo anterior de 2007 que le obligaba a acabar con los vertederos ilegales. Pero la sanción seguirá aumentando en otros 40 millones cada semestre hasta que el Gobierno adopte las medidas correctivas exigidas.

Según los datos más recientes de Bruselas, 198 vertederos en Italia no se ajustan a las exigencias de la directiva de residuos de la UE, es decir, que funcionan sin autorización. Además, catorce de estos emplazamientos contienen residuos peligrosos, infringiendo lo dispuesto en las normas comunitarias.

Asimismo, Roma no ha demostrado que dos de ellos hayan seguido un plan de acondicionamiento o una medida de cierre definitivo, conforme a la directiva sobre vertido de residuos.

El alto tribunal europeo recuerda en su sentencia, en primer lugar, que las medidas de cierre y seguridad de los vertederos no son suficientes para ajustarse a las exigencias de la directiva. Además, los Estados miembros también están obligados a sanear los antiguos emplazamientos ilegales.

El fallo concluye que, al término de la prórroga del plazo fijado por Bruselas, las labores de saneamiento aún estaban en curso o no habían comenzado en determinados lugares; en otros, no se ha facilitado ningún dato que permita determinar la fecha en la que se llevaron cabo las operaciones de saneamiento. "Italia sigue incumpliendo la obligación de garantizar que se adopte un plan de acondicionamiento o una medida definitiva de cierre en relación con determinados vertederos", resalta la sentencia.

El fallo resalta a continuación que "el incumplimiento persiste desde hace más de siete años y que, desde que expiró el plazo establecido, las operaciones se han realizado con gran lentitud; aún existe un número considerable de emplazamientos ilegales en casi todas las regiones italianas".

Por lo tanto, el TUJE condena a Italia a pagar una multa coercitiva semestral hasta que se ejecute la sentencia de 2007. La sanción se calculará, en lo que respecta al primer semestre, a partir de un importe inicial de 42,8 millones de euros. De esa cuantía se deducirán: 400.000 euros por cada uno de los emplazamientos con residuos peligrosos que se regularicen y 200.000 euros por los otros vertederos regularizados. 

Ya somos 188.764