FACUA advierte que ciertas agencias anuncian 'viajes gancho' a bajo precio cuyas plazas están agotadas

Los consumidores tienen derecho a exigir viajes de características similares al mismo precio que los anunciados.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) advierte que ha comenzado a recibir, como cada año desde estas fechas, denuncias relacionadas con agencias que anuncian viajes gancho para los meses de julio, agosto y septiembre a precios muy reducidos cuyas plazas están agotadas, ya que sólo son un reclamo para que los consumidores acudan a estos establecimientos.

En este sentido, la Federación advierte que la publicidad tiene el mismo valor que un contrato, por lo que si una agencia de viajes no dispone de un producto ofertado a través de prensa, radio, televisión, folletos, Internet o cualquier otro medio de comunicación, está obligada a facilitarle al consumidor otro de las mismas características respetando el precio anunciado.

Si la agencia se niega, debe solicitarse en el acto una hoja de reclamaciones para que conste por escrito el incumplimiento de lo anunciado. Posteriormente, el usuario puede acudir a las asociaciones de consumidores y usuarios con la documentación para emprender las acciones pertinentes en defensa de sus derechos.

Asimismo, FACUA advierte a los usuarios que se dispongan a contratar los servicios de una agencia de viajes que deben conservar todos los folletos y catálogos publicitarios que les ofrezcan ya que tienen la misma validez que el contrato.

Los consumidores tienen derecho a exigir indemnizaciones si la categoría de los hoteles no concuerda con la contratada, tanto por el número de estrellas como por las prestaciones ofertadas en el contrato o en la publicidad. Igualmente tienen derecho a reclamar si su distancia de las zonas turísticas es superior a la anunciada en los documentos ofrecidos por la agencia, pudiendo en todos estos casos exigir a la agencia el cambio de hotel o, en su defecto, una indemnización acorde a las irregularidades producidas.

Al contratar un paquete turístico, la principal responsable legal es la agencia de viajes, según establece la Ley de Viajes Combinados, por lo que es ella quien debe dar solución a los posibles problemas sufridos por el usuario. En el caso de que la solución no se produzca durante el viaje o ésta se ofrece de forma parcial, el usuario debe solicitar una hoja de reclamaciones. Si en el plazo de diez días no obtiene respuesta a o ésta no es satisfactoria, puede acudir a una asociación de consumidores, donde le asesorarán sobre sus derechos y la tramitación de su denuncia.

FACUA recomienda contratar los servicios de agencias de viajes adheridas al Sistema Arbitral de Consumo, una vía extrajudicial ágil y eficaz para la solución de conflictos, y rechazar en cualquier caso aquéllas que en sus contratos indiquen que las reclamaciones deberán someterse en última instancia a tribunales distintos a los de la provincia del usuario.

Al formalizar el contrato, las agencias están obligadas a entregar al usuario billetes o bonos de transporte, bonos de alojamiento, etc., correspondientes a los servicios encargados, así como una factura que indique el precio total abonado y en la que aparezcan desglosados el precio de cada servicio y el recargo por gastos de gestión, si los hubiera.

FACUA advierte que conviene pagar una señal por adelantado, a condición de recibir una confirmación por escrito de la reserva efectuada en los hoteles, ya que esto evitará encontrarse con una sobreocupación y la consiguiente falta de plazas. Al realizar la reserva, la agencia puede pedir un adelanto de hasta un 40% del total. Es fundamental firmar un contrato oficial y quedarse con una copia por si después surgen problemas.

Asimismo, es importante informarse de las características del seguro con el que cuenta la agencia, así como de las mayores prestaciones de otros seguros que ésta pueda ofertar.

Ya somos 203.712