La CMT autoriza el redondeo del primer minuto en las tarifas de interconexión cuatro años después de declararlo ilegal y sancionar a Vodafone por aplicarlo

FACUA pide a los ministerios de Industria, Turismo y Comercio y Sanidad y Consumo que garanticen los derechos de los consumidores. En julio de 2000, la CMT emitió una resolución en la que instaba a cobrar las llamadas "proporcionalmente por segundos". En abril de 2001, multó a Vodafone con 4,2 millones de euros por seguir redondeando al alza el primer minuto.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) denuncia que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha autorizado expresamente a Movistar y Vodafone en sendas resoluciones fechadas el 10 de junio que sus tarifas de interconexión, las que aplican a otras compañías por utilizar su red en las terminaciones de llamadas, redondeen al alza el primer minuto de cada conversación si ésta dura menos. Y ello después de que en 2000 emitiese una resolución en la que declaraba ilegal el cobro de este tiempo no consumido y obligase a facturar las llamadas "proporcionalmente por segundos" y de que un año después sancionase a Vodafone por seguir aplicando el citado redondeo.

FACUA demanda a los ministerios de Industria, Turismo y Comercio y Sanidad y Consumo que garanticen los derechos de los consumidores para acabar con el cobro de segundos de conversación no consumidos, que cada año reportan a las compañías cientos de millones de euros. En los meses de noviembre y diciembre de 2003, FACUA denunció ante varios organismos a diecinueve operadores móvil, fijo y cable por cobrar a los usuarios segundos de conversación no consumidos en el primer minuto de las llamadas realizadas desde y hacia móviles y redondear al alza en fracciones de treinta segundos las efectuadas desde móviles con tarjetas de prepago. El pasado 19 de febrero, el Ministerio de Sanidad y Consumo anunció que acabaría con estas prácticas.

La resoluciones aprobadas ahora por la CMT, responsable de autorizar las tarifas de interconexión, continúan en la línea del informe remitido por este organismo al Defensor del Pueblo, en el que plantea que cobrar a los usuarios finales más tiempo del que consumen en sus llamadas es legal, argumentando que las tarifas son "libres". A raíz de ello, el Defensor del Pueblo solicitó a la CMT más argumentos ya que su valoración contradecía totalmente las resoluciones que había aprobado anteriormente, además de obviar Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que considera abusivas aquellas condiciones que impongan incrementos de precios por servicios no prestados (Disposición Adicional Primera, apartado V, punto 24), lo que en este caso serían los segundos de conversación no consumidos.

Multa a Vodafone

Y es que la CMT multó a Vodafone el 5 de abril de 2001 con 4,2 millones de euros (700 millones de pesetas) por aplicar el redondeo del primer minuto en el mercado mayorista. El artículo 22.4 de la Ley 11/1998, de 24 de abril, General de Telecomunicaciones, señalaba la resolución, "establece que los titulares de redes públicas de telecomunicaciones deben facilitar la interconexión en condiciones no discriminatorias, transparentes, proporcionales y basadas en criterios objetivos". El mismo precepto que plantea ahora el artículo 11.5 de la nueva Ley General de Telecomunicaciones, Ley 32/2003, de 3 de noviembre.

La CMT, que actuó a raíz de una denuncia presentada en junio de 1999 por el operador de telefonía fija Aló, advirtió que el procedimiento ilegal de facturación de Airtel Móvil, SA "no sólo afecta a la interconexión entre las redes de Airtel y Rslcom [Aló], sino que afecta a las condiciones de interconexión del resto de los operadores con relación a Airtel y a los precios de las llamadas de fijo a móvil, cuestión ésta de clara repercusión social". Es decir, los operadores de fijo, como los de cable y móvil, cobran a los usuarios finales el primer minuto completo imitando la estructura tarifaria que les aplican las compañías de móviles.

El 20 de julio de 2000, la CMT emitió una resolución en la que instaba a Airtel a adecuar su estructura de precios de interconexión a los "principios de no discriminación y transparencia", de forma que la facturación se realizase "proporcionalmente por segundos", sin incluir nuevos conceptos y manteniendo las mismas tarifas por minuto que venía aplicando. Sin embargo, la compañía de telefonía móvil fue finalmente sancionada ya que siguió aplicando sus tarifas a Aló, como también al resto de operadores, redondeando al alza el primer minuto en las llamadas de duración inferior.

Los expedientes abiertos por la CMT pusieron de manifiesto que también las compañías de telefonía fija Auna, BT, Uni2, Colt y Global Telesystems "habían solicitado a Airtel la modificación de sus respectivos acuerdos de interconexión al objeto de que se estableciera la tarificación por segundos". Airtel les propuso dos opciones si querían que les facturase por segundos: añadir a sus tarifas un coste por el establecimiento de cada llamada o incrementar los precios por minuto. Las compañías se negaron, optando por esperar al resultado del expediente sancionador abierto por la CMT.

1.175 millones de euros

En el caso de las compañías de telefonía móvil, FACUA calcula, sobre la base de estimaciones muy a la baja, que en sólo en el año 2002 Movistar, Amena y Vodafone pudieron aplicar irregularmente estos redondeos a unos 10.000 millones de llamadas, reportándoles ingresos extra de en torno a 1.175 millones de euros, nada menos que el 20% de los 5.884 millones que facturaron ese año.

Recientemente, el Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid condenó a varios aparcamientos públicos a eliminar la cláusula de pago "por hora o fracción" de sus condiciones generales. FACUA recuerda que la base jurídica utilizada por el Ministerio de Sanidad y Consumo, artífice de la demanda, es la misma que la esgrimida por la Federación en las denuncias presentadas contra las compañías de telefonía.

Ya somos 191.185