Vulnera la Ley Orgánica de Protección de Datos

FACUA denuncia a la Comunidad de Madrid ante la AEPD por enviar publicidad de bancos a sus funcionarios

Ha incluido folletos del Santander y La Caixa en los sobres con la comunicación de su última nómina y en breve podría hacer lo mismo con ofertas de otras cinco entidades.

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a la Comunidad de Madrid ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por enviar publicidad de bancos a sus funcionarios ofreciéndoles condiciones especiales por ser trabajadores de la administración regional.

La asociación ha pedido a Protección de Datos que abra un expediente ante estas irregularidades, ya que el fichero de titularidad privada que posee el Gobierno madrileño en relación a sus 160.000 empleados públicos no puede ser utilizado para un fin distinto que para las relaciones que se deriven directamente de la misma, máxime al no existir una autorización expresa de sus trabajadores para que se les envíe publicidad.

Infracción grave de la Ley

En su denuncia, FACUA argumenta que la Comunidad de Madrid está vulnerando el artículo 6 de la Ley Orgánica 5/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, que exige que "el tratamiento de los datos de carácter personal requerirá el consentimiento inequívoco del afectado".

Asimismo, la asociación recuerda que la AEPD recoge en su Informe 0105/2010 que sólo pueden utilizarse "nombres y direcciones u otros datos de carácter personal" para el envío de publicidad si el afectado no ha mostrado su oposición en los casos en que figuren en determinadas "fuentes accesibles al público", lo que no es el caso. El informe señala que cuando un fichero no es público, como ocurre con el de empleados de la Comunidad de Madrid, sólo podría remitírseles publicidad si hubieran dado su consentimiento para ello y se hubiera "informado a los interesados de los sectores específicos y concretos de actividad respecto de los que podrán recibir información o publicidad".

El envío de esta publicidad a los empleados públicos supone, advierte FACUA, una infracción grave de la citada norma, cuyo artículo 44.3.b considera así el hecho de "tratar datos de carácter personal sin recabar el consentimiento de las personas afectadas, cuando el mismo sea necesario conforme a lo dispuesto en esta Ley y sus dispociiones de desarrollo". Estas infracciones pueden ser sancionadas con cantidades comprendidas entre 40.001 y 300.000 euros.

Prácticas escandalosas

Más allá de la ilegalidad de estas prácticas, FACUA considera escandaloso que el Gobierno autonómico se preste a servir de instrumento para publicitar a la banca, convirtiéndose además, a ojos de los receptores, en aval y garantía de las ofertas enviadas. La asociación se pregunta si la Comunidad de Madrid ha pedido a su Dirección General de Consumo que verifique la transparencia, claridad y condiciones de las campañas publicitarias enviadas a los empleados públicos.

La Comunidad ha incluido folletos del Santander y La Caixa en los sobres con la comunicación de la última nómina de sus empleados públicos y en breve podría hacer lo mismo con ofertas de otras cinco entidades. Es una contrapartida del Gobierno madrileño a las entidades a las que adjudicó el año pasado el servicio de recaudación de ingresos y pagos. Así, les permite realizar este tipo de campañas comerciales en los próximos meses, de dos en dos cada vez junto a cada nómina, en orden descendente por los puntos obtenidos en el concurso.

Estos envíos de publicidad han comenzado con La Caixa, que ganó el mayor servicio, el de pagos de la Consejería de Sanidad, y el Santander, al que le adjudicó los pagos del resto de la Comunidad, y continuarán con las entidades recaudadoras. Está previsto que todas puedan enviar, al menos, un folleto al año con la nómina hasta junio de 2018, fecha en que finalizan los convenios.

Ya somos 190.676