Operaban en Murcia, Málaga y Barcelona

Cae una red que ofertaba préstamos falsos con anuncios en prensa

Los estafadores ofrecían condiciones supuestamente ventajosas pero exigían el pagado de numerosas tasas que los perjudicados debían abonar por transferencia o giros postales sin llegar a recibir después el importe del préstamo.

Cae una red que ofertaba préstamos falsos con anuncios en prensa
Se hacían pasar por trabajadores de bancos extranjeros para aprovecharse de las necesidades económicas de personas que por su situación financiera no podían recurrir a los cauces de financiación habituales. | Imagen: Policía Nacional.

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo de cinco estafadores que ofertaban préstamos falsos poniendo anuncios publicitarios en prensa y se hacían pasar por trabajadores de bancos extranjeros para aprovecharse de las necesidades económicas de personas que por su situación financiera no podían recurrir a los cauces de financiación habituales.

Los estafadores ofrecían condiciones supuestamente ventajosas pero exigían el pagado de numerosas tasas que los perjudicados debían abonar por transferencia o giros postales sin llegar a recibir después el importe del préstamo. Los arrestados operaban en la Región de Murcia, Málaga y Barcelona.

Los detenidos son cuatro personas de nacionalidad nigeriana y un ciudadano español, con edades comprendidas entre los 21 y los 46 años y detenidos en las localidades de Mijas (Málaga), Manresa (Barcelona) y Tarragona.

La operación comenzó en noviembre de 2013, cuando una mujer denunció en una comisaría de Murcia haber solicitado un préstamo hipotecario a través de un anuncio publicado en un periódico de la región. Según dijo, tuvo que ingresar distintos importes a través de giros postales y pasarelas informáticas de transferencias de fondos en concepto de gastos notariales, tasas y legalización de papeles, pero no recibió ningún dinero.

La investigación permitió detectar anuncios similares publicados en periódicos locales y regionales de toda España. Las víctimas, muy numerosas, debían contactar con los supuestos prestamistas siempre por vía telefónica, intercambiando documentación por fax o email y la banda les reclamaba entre 300 y 500 euros en gastos de notaría. Después iban solicitando nuevos pagos.

Pagos de publicidad desde cajeros en Fuengirola

La red falsificaba documentos de entidades bancarias y también su propia documentación para contratar los anuncios. El pago de estos servicios de publicidad lo realizaban desde cajeros automáticos de la localidad malagueña de Fuengirola. Los fondos enviados por las víctimas se hicieron llegar por transferencia o giro postal a distintos puntos de Barcelona y Málaga, e incluso al extranjero.

Además, en la operación se han registrado dos domicilios en Mijas y Manresa, en los que se han intervenido gran cantidad de elementos de prueba: quince teléfonos móviles, veinticinco tarjetas telefónicas utilizadas para contactar con las víctimas, material informático, documentación bancaria y resguardos de envío de dinero procedente de la estafa, guías de venta y formularios manuscritos donde se recoge qué es lo que se debe decir telefónicamente a las víctimas potenciales.

En la operación han intervenido agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Jefatura Superior de la Región de Murcia, del Grupo II de Fraudes Tecnológicos de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña y del Grupo de Fraudes I de la Comisaría Provincial de Málaga.

Ya somos 190.599