Muere un hombre durante el traslado de hospital por estar cerrada el servicio de infartados

El hospital Joan XXIII de Tarragona no tiene operativa las 24 horas la unidad necesaria.

Un hombre falleció el pasado 25 de diciembre de un infarto mientras era trasladado en ambulancia desde el hospital Joan XXIII de Tarragona al complejo hospitalario de Bellvitge en Barcelona. El paciente había ingresado en el hospital tres horas antes, informa El País.

El fallecido, vecino de Tarragona, tuvo que ser trasladado a Barcelona porque el servicio de hemodinámica -donde se practican operaciones para algunos tipos de infarto en los que una arteria se obstruye por completo- de su hospital de referencia estaba inoperativo, dado que no funciona durante las 24 horas.

La viuda de la víctima, ha denunciado que la muerte de su marido se podría haber evitado si la unidad de hemodinámica del Joan XXIII, la única de toda la provincia, hubiese estado abierta. Pese a las demandas de pacientes y sindicatos para mantener activo el servicio 24 horas, esta unidad solo está operativa de 8 a 20 horas.

El paciente, según el relato de la viuda, ingresó en el hospital a las siete de la tarde porque se encontraba mal, con el estómago hinchado. En el hospital le dijeron que era un infarto y que le iban a derivar. Por el camino sufrió una crisis y decidieron devolverlo al centro Joan XXIII, donde le estabilizaron y volvieron a ordenar el traslado. En este segundo trayecto fue en el que sufrió un paro cardiaco que no pudo superar y falleció.

Ya somos 188.836