Cuarenta y nueve detenidos en varias ciudades españolas por tráfico ilegal de medicamentos

La red adquiría los fármacos a través de diversas farmacias y los almacenaban para distribuirlos posteriormente fuera de España.

La Guardia Civil ha desarticulado una red dedicada al tráfico ilegal de medicamentos producidos de forma controlada para personas que se encuentran bajo un tratamiento determinado. En el marco de la operación, desarrollada en diferentes ciudades españolas, han sido detenidas 49 personas acusadas de organización criminal, delito contra la salud pública y contra la hacienda pública, según ha detallado el instituto armado a través de una rueda de prensa.

Entre los detenidos hay doce farmacéuticos. El principal acusado, residente en A Coruña, tenía acceso a las líneas de adquisición y distribución de medicamentos a través de relaciones personales y familiares.

Se trata de una organización perfectamente estructurada que operaba en todo el territorio nacional, especialmente en Barcelona, Coruña, Lugo, Valencia y Madrid.

La red operaba a través del sistema conocido como comercio inverso y se apoyaba en un entramado empresarial declarado en parte como almacén mayorista de medicamentos. Adquirían fármacos de diversa naturaleza directamente de un número considerable de farmacias distribuidas en diversos puntos de España y eludían el canal regular de fabricación y distribución de medicamentos.

Los medicamentos adquiridos a precio de mercado tasado y regulado (más una comisión entregada a la farmacia que de este modo también se beneficia) se vendían en terceros países (fundamentalmente Dinamarca, Reino Unido, Suiza y Holanda) a precio de mercado libre muy superior, por lo que obtenían así cuantiosos beneficios.

Para dificultar ser detectados, la organización creó un entramado de más de 40 empresas pantalla, que le servían de tapadera para justificar los envíos y cuadrar las actividades económicas.

En los registros efectuados -en Barcelona, La Coruña, Lugo, Valencia y Madrid-, los agentes se han incautado de gran cantidad de medicamentos, entre los que se encuentran más de 1.200 envases de medicamentos psicotrópicos, un revólver, 60.000 euros y 4.000 dólares, numerosa documentación, equipos informáticos y seis vehículos de alta gama.

La operación se ha desarrollado de manera conjunta con la Agencia Tributaria, que ha participado en los registros efectuados y se encargará de la cuantificación del fraude fiscal presuntamente cometido por la organización.

La investigación se inició tras interponer una asociación infantil de lucha contra el cáncer una denuncia en la que se ponía en conocimiento de la Guardia Civil el desabastecimiento en el mercado de ciertos medicamentos para el tratamiento de enfermedades oncológicas.

Desabastecimiento del mercado interior

El llamado comercio inverso provoca el desabastecimiento del mercado interior, ya que para satisfacer las necesidades del sistema de salud español, los laboratorios farmacéuticos deben mantener en el mercado español una cuantía de medicamentos fijada por las autoridades sanitarias. Si dichos medicamentos se dedican a la exportación de manera irregular, los pacientes españolas pierden el acceso a la medicación.

También se producen perjuicios económicos para los fabricantes y distribuidores. Los fabricantes surten el mercado español a un precio tasado, mientras que en otros países compiten en un mercado libre que frecuentemente les reporta mayores beneficios. Abastecer a otros países de medicamentos mediante un reenvío de mercado paralelo con productos que inicialmente fueron vendidos en España a precio inferior, supone competencia desleal con los fabricantes.

Ya somos 188.932