El sector provocó más de un tercio de las reclamaciones

Orange fue en 2014 la compañía de telecomunicaciones con más consultas y denuncias en FACUA

Por primera vez, la multinacional francesa lidera este ranking, desbancando a Vodafone, que en los últimos años venía ocupando la primera posición.

Orange fue en 2014 la compañía de telecomunicaciones con más consultas y denuncias en FACUA

Orange fue en 2014 la compañía de telecomunicaciones con más consultas y reclamaciones de los usuarios en FACUA-Consumidores en Acción. Por primera vez, la multinacional francesa lidera este ranking, desbancando a Vodafone, que en los últimos años venía ocupando la primera posición.

El balance anual de FACUA pone de manifiesto que el sector de las telecomunicaciones continúa siendo el sector más denunciado por los consumidores, con más de un tercio del total de reclamaciones (37,6%), seguido por la banca (17,4%) y la energía (10,7%). La escandalosa pasividad del Gobierno y las comunidades autónomas permite que los fraudes masivos en estos sectores sigan a la orden del día, denuncia la asociación.

A lo largo del último año, Orange protagonizó el 27% de las denuncias y peticiones de asesoramiento de los usuarios que acudieron a FACUA por problemas con compañías de telecomunicaciones. La compañía superó por la mínima a Vodafone, que pasó a la segunda posición con el 26%.

El tercer puesto lo comparten Jazztel y Movistar, ambas con el 16% de las consultas y reclamaciones sobre telecomunicaciones. A continuación Ono, con el 10%, seguida de Yoigo, con el 4%.

Los fraudes más denunciados

Los motivos principales de las denuncias son los incumplimientos de ofertas comerciales, altas en servicios no solicitados, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia, junto al cobro de llamadas no realizadas y retrasos en la tramitación de altas.

FACUA advierte de la pasividad de los ministerios competentes en materia de protección al consumidor y telecomunicaciones -Sanidad e Industria- y las autoridades autonómicas ante las graves irregularidades que sufren los usuarios de telecomunicaciones. Ni hay controles suficientes ni sanciones contundentes contra los fraudes de las compañías.

Las telecos, año tras año a la cabeza de las reclamaciones

La incompetencia de las autoridades competentes favorece que las compañías de telecomunicaciones sigan siendo año tras año las reinas del fraude, situándose a la cabeza de las reclamaciones de los usuarios.

Así, las quejas contra las compañías de telecomunicaciones se elevaron al 37,6% en 2014, el 32,3% en 2013, el 35,3% en 2012, el 37,4% en 2011 el 31,8% en 2010, el 26,4% en 2009, el 29,8% en 2008, el 23,1% en 2007, el 11,6% en 2006, (año del desmantelamiento de Fórum y Afinsa), el 24,3% en 2005, el 20,6% en 2004, el 12,1% en 2003, el 9,3% en 2002 (año del cierre de Opening, que junto a las entidades que financiaron sus cursos ocupó la primera posición en denuncias), y el 11,7% en 2001. Diez años antes, en 1991, el sector de la telefonía sólo recibía el 2,1% de las denuncias de los consumidores.

Ya somos 190.560