La Aemps ordena la retirada y prohíbe la comercialización de dos productos para fisioculturistas

El Halo Plex Xtreme cápsulas contiene el principio farmacológico Haladrol y metiltestosterona y Mega Sten Extreme metilestenbolona sustancias que les confiere la condición de medicamento y que no han sido objeto de evaluación y autorización previa a su comercialización.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha prohibido la comercialización y ordenado la retirada de los productos Halo Plex Xtreme y Mega Sten Extreme, fabricados por HardRock Supplement Co. (EEUU) por estar comercializados como complementos alimenticios, pese a no haber sido notificados a las autoridades competentes, incumpliendo lo previsto en la normativa vigente. Estos productos no han sido objeto de evaluación y autorización previa a la comercialización por parte de esta Agencia,

La Agencia ha tenido conocimiento a través de una inspección realizada por el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña.

En el etiquetado del producto Halo Plex Xtreme cápsulas figura el principio farmacológico halodrol además de metiltestosterona, no declarada en su etiquetado, y en el Mega Sten Extreme cápsulas de metilestenbolona, sustancias que les confiere la condición de medicamento, según lo establecido en el artículo 8 de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

Ambos productos están destinados al consumo en el entorno del fisioculturismo, que se presentan como alternativa a los esteroides anabólicos para aumentar la masa y la fuerza muscular. El halodrol es una prohormona que en el cuerpo se metaboliza dando lugar a la sustancia hormonal anabolizante dehidroclormetiltestosterona.

La metiltestosterona y la metilestenbolona son principios activos estructuralmente relacionados con la testosterona y que poseen actividad hormonal anabolizante. El consumo de metilestenbolona ha sido asociado a enfermedades hepáticas, que pueden llegar a ser muy graves, tales como ictericia colestásica o hepatotoxicidad.

El uso de anabolizantes hormonales puede producir efectos adversos que, en función del individuo y de la duración de su utilización, pueden ser importantes y, en ocasiones, irreversibles. Su uso se asocia a náuseas, vómitos, diarreas, excitación, insomnio, depresión, acné, ginecomastia. Con menos frecuencia pueden producir trastornos en la erección, inhibición de la producción de espermatozoides (que puede llegar a la esterilidad), hipercolesterolemia (especialmente de las LDL), hipercalcemia y edema.

Estas sustancias, por sus efectos metabólicos producen un perfil pro-aterogénico y un aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, de hecho los efectos adversos más graves están relacionados con deformaciones mórbidas del corazón así como con un aumento de riesgo importante de derrame cerebral.

Los anabolizantes también producen una alteración de las funciones hepáticas, de la coagulación sanguínea y de la glándula tiroides. Por todo ello, su uso está contraindicado en enfermos con insuficiencia renal o hepática, enfermedades cardiovasculares, epilepsia o diabetes, entre otras enfermedades.

La información de todos los medicamentos autorizados y controlados por la Aemps está disponible en la web de la Agencia, www.aemps.gob.es, dentro del apartado Centro de Información online de Medicamentos Autorizados (CIMA).

Ya somos 188.853