Los usuarios han pagado más de 6.000 millones de euros extra a las compañías de móviles con los redondeos ilegales

FACUA reclama a los ministerios de Sanidad y Consumo e Industria, Turismo y Comercio que pongan freno con la máxima celeridad a las irregularidades en los procedimientos de facturación de Movistar, Vodafone y Amena. En 2003, cada cliente pagó una media de 35 euros de más como consecuencia de los redondeos al alza en el primer minuto y en las llamadas con tarjetas de prepago. Estas prácticas representaron el año pasado el 17% de la facturación de las operadoras por tráfico de llamadas.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) denuncia que los usuarios han pagado ya más de 6.000 millones de euros extra, en torno a un billón de las antiguas pesetas, con los redondeos ilegales que realizan las compañías de telefonía móvil cobrando siempre completo el primer minuto de cada conversación y facturando al alza en fracciones de treinta segundos las llamadas de mayor duración realizadas desde teléfonos con tarjetas de prepago.

FACUA reclama a los ministerios de Sanidad y Consumo e Industria, Turismo y Comercio que pongan freno con la máxima celeridad a estas graves irregularidades, las cuales fueron denunciadas por la Federación en noviembre de 2003. En diciembre, FACUA añadía otra denuncia por los mismos motivos contra los operadores de telefonía fija, que también cobran completo el primer minuto de las llamadas con destino a móviles. La relevancia del caso motivó la intervención del Defensor del Pueblo y el pasado 19 de febrero, el Ministerio de Sanidad y Consumo, entonces encabezado por la ministra del PP Ana Pastor, anunció que acabaría con el redondeo.

Basándose en los informes anuales que publica la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), FACUA ha constatado que sólo en 2003 los redondeos permitieron a las compañías ingresar nada menos que 1.269 millones de euros, un 35% más que el año anterior. El cobro de segundos de conversación no consumidos supuso el año pasado el 17% de los ingresos de las compañías por tráfico de llamadas, porcentaje que en 1998 llegó a alcanzar el 25%.

Cruzando el dato anterior con el coste medio por minuto de una llamada estimado por la CMT en 2003, 0,21 euros, y los 974 minutos facturados por cliente, FACUA concluye que el año pasado cada usuario pagó una media de 35 euros de más por 166 minutos de conversación que no fueron realmente consumidos.

Siempre a partir de los datos de la CMT, FACUA estima que entre 1998 y 2003, las compañías de móviles facturaron al alza 5.282 millones de euros, una cifra que este mes de julio ya habrá superado los 6.000 millones de euros.

Teniendo en cuenta las cuotas de mercado por tráfico cursado en 2003 de cada una de las compañías de móviles, la mayoría de los ingresos por los redondeos al alza van a parar a Telefónica Móviles, que tuvo ese año el 58,8% del tráfico, seguida de Vodafone, con el 26,3%, y en tercer lugar Amena, con el 14,9%. Así, el principal operador se habría beneficiado de los redondeos con aproximadamente 746 millones de euros, Vodafone con unos 334 millones y Amena con alrededor de 189 millones.

El cobro de segundos de conversación no consumidos supone una vulneración de la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que considera abusivas aquellas condiciones que impongan incrementos de precios por servicios no prestados (Disposición Adicional Primera, apartado V, punto 24). Precisamente éste fue el precepto legal utilizado el año pasado por el Ministerio de Sanidad y Consumo en la demanda judicial interpuesta con éxito contra varias empresas del sector de los aparcamientos por cobrar completa una hora a los usuarios aunque sus vehículos permanezcan menos tiempo en sus recintos.

Los redondeos al alza que sufren los usuarios de telefonía tienen su origen en las tarifas de interconexión que aplican los operadores de móviles a otras compañías por utilizar sus redes en las terminaciones de llamadas, es decir, cuando un usuario llama de fijo a móvil o desde un celular a otro de la competencia. Como Movistar, Vodafone y Amena aplican el redondeo al alza en sus tarifas de interconexión, esto provoca que se haga lo mismo en las tarifas que se facturan a los usuarios finales al llamar desde y hacia móviles.

La CMT emitió en 2000 una resolución donde señalaba que el cobro de tiempo no consumido en el mercado mayorista vulnera la Ley General de Telecomunicaciones e incluso un año después sancionó a Vodafone con 4,2 millones de euros por seguir aplicando el redondeo. Sin embargo, este año ha mostrado un sorprendente cambio de actitud autorizando expresamente a Movistar y Vodafone en sendas resoluciones fechadas el 10 de junio que sus tarifas de interconexión redondeen al alza el primer minuto de cada conversación si ésta dura menos.

Aunque ahora ha cambiado de opinión, en 2000 la CMT instó a las compañías de móviles a aplicar las tarifas de interconexión "proporcionalmente por segundos" argumentando que el artículo 22.4 de la Ley 11/1998, de 24 de abril, General de Telecomunicaciones, señalaba la resolución, "establece que los titulares de redes públicas de telecomunicaciones deben facilitar la interconexión en condiciones no discriminatorias, transparentes, proporcionales y basadas en criterios objetivos". El mismo precepto que plantea ahora el artículo 11.5 de la nueva Ley General de Telecomunicaciones, Ley 32/2003, de 3 de noviembre.

Ya somos 198.333