FACUA logra que retiren de los Cines Ábaco de San Fernando el cartel que prohibía entrar con alimentos

Agentes de la Policía Autonómica se personaron en la citadas salas para quitar los anuncios donde se indicaba que los usuarios no podían entrar con comida ni bebida adquirida fuera de las salas.

Tras la denuncia de FACUA Cádiz, agentes de la Policía Autonómica se han personado en los cines Ábaco de San Fernando y han retirado la cartelería que se exhibía en la entrada a estas salas en las que se anunciaba a los usuarios que quedaba prohibido acceder a las mismas con alimentos adquiridos en el exterior.

En septiembre de 2013 la asociación denunció estos hechos ante el Servicio de Juegos de la Junta de Andalucía, que informó a esta organización que la empresa se encontraba amparada por un Decreto dictado por el Ayuntamiento de San Fernando, a cuya anulación se procedió tras habérsele sido requerido desde el mencionado Servicio.

Sin embargo, el pasado mes de enero, FACUA Cádiz volvió a constatar que la empresa continuaba exhibiendo la prohibición. En esta ocasión ya no se amparaba en el Decreto del Ayuntamiento. La asociación requirió nuevamente la intervención del Servicio de Juegos de la Junta de Andalucía, que dio traslado de la denuncia de esta organización a la Policía Autonómica que el pasado día 24 de enero se personó en el establecimiento constatando los hechos.

Al mismo tiempo, el Servicio de Juegos ha dado traslado de la denuncia al Ayuntamiento de San Fernando para que incoe expediente sancionador a la empresa propietaria de los cines, a la vez que insta a este Ayuntamiento a garantizar los derechos de los usuarios.

FACUA Cádiz solicita a los usuarios que acudan a ésta o cualquier otra sala de cines en las que se establezca dicha prohibición que se lo comuniquen a esta organización para formular las oportunas denuncias contra las empresas responsables de las mismas.

FACUA Cádiz recuerda que no permitir la entrada en el cine con comida y bebida se incurren en una cláusula abusiva prohibida por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

Concretamente, este Real Decreto Legislativo considera en su artículo 82.1 como abusivas "todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquéllas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato".

El apartado cuatro de este mismo artículo señala que "en todo caso son abusivas las cláusulas que", entre otras cosas, "vinculen el contrato a la voluntad del empresario", "limiten los derechos del consumidor y usuario" o "contravengan las reglas sobre competencia y derecho aplicable".

Ya somos 190.625