FACUA.org/peorempresa2014

Elige a la #peorempresa2014: las nominadas son Bankia, Divatto, Orange, Repsol y Gilead

Los consumidores ya pueden votar en la sexta edición de estos premios lanzados por FACUA, que también incluyen las categorías de El Peor Anuncio y El Peor Abuso del Año.

Elige a la #peorempresa2014: las nominadas son Bankia, Divatto, Orange, Repsol y Gilead

Las nominadas a La Peor Empresa de 2014 son Bankia, Divatto, Orange, Repsol y Gilead, el laboratorio del fármaco contra hepatitis C Solvadi. Este lunes 16 de febrero se abre el plazo para las votaciones de los consumidores en la web FACUA.org/peorempresa2014.

FACUA-Consumidores en Acción organiza por sexto año estos premios, con tres categorías: La Peor Empresa, El Peor Abuso y El Peor Anuncio de los últimos doce meses.

En la categoría de El Peor Abuso del Año han sido nominadas las comisiones bancarias abusivas por ingresar dinero en cuentas de terceros, el spam telefónico de las compañías de telecomunicaciones, la cesión irregular de datos personales a hospitales privados por parte de varios hospitales públicos, las falsas ofertas de empleo que remiten a líneas 806 y las ofertas fraudulentas de comerciales de compañías eléctricas.

Peor Anuncio: Carrefour, Coca-Cola, Desigual, Endesa y Panrico

Los cinco nominados a El Peor Anuncio del Año son la publicidad de Carrefour de un bikini con relleno para niñas presentado de manera erótica, la campaña con la que Coca-Cola se presenta como una empresa solidaria mientras mantiene su ERE declarado nulo por los tribunales, el anuncio de Desigual en el que una joven se dedica a pinchar condones, la campaña de Endesa en la que utiliza el eslogan "Creemos en la energía de este país" mientras corta la luz a cientos de miles de familias y el anuncio de Qé!, de Panrico, donde una joven ofrece a un chico dejarse tocar si le entrega su pastel.

Desde el pasado 18 de diciembre, los consumidores han podido plantear sus propuestas de nominaciones a través de la citada web. En la categoría principal, La Peor Empresa del Año, han sugerido decenas de firmas por haber desarrollado las actuaciones más irresponsables, abusivas o fraudulentas para enriquecerse a costa de vulnerar los derechos de los consumidores.

Hay cinco nominados por cada categoría, seleccionados por FACUA tras analizar tanto propuestas planteadas por los consumidores como las consultas y reclamaciones tramitadas por la asociación durante el último año.

Bankia y Movistar, ganadoras en las cinco primeras ediciones

En su última edición, el premio a La Peor Empresa del Año recayó sobre Bankia, uno de los símbolos de la crisis que ha hundido la economía española, que ya había recibido la distinción en el año anterior. Movistar fue la ganadora en la primera, segunda y tercera edición.

El Peor Anuncio en la última edición también fue para Bankia, por su campaña Dar cuerda. Y La Peor Práctica Empresarial elegida por los consumidores fue el uso de líneas 902 para la atención al cliente.

ELIGE LA PEOR EMPRESA DEL AÑO

Bankia. Un año más desde que empezó la crisis, Bankia, entidad nacionalizada, continúa ejecutando desahucios y mantiene comisiones abusivas y elementos como las cláusulas suelo a numerosos clientes. Mientras tanto, no dejan de salir a la luz datos de su mala gestión y el saqueo por parte de políticos corruptos que la dirigieron, como el caso de las tarjetas de crédito black que usaron sus directivos para enriquecerse a costa de los usuarios.

Divatto. La empresa de sofás se desentiende absolutamente de las reclamaciones hechas por numerosos clientes, que se quejan de una calidad pésima en productos anunciados como de alta gama y una garantía adicional que no cubre lo que promete al usuario. FACUA considera que Divatto ha llevado a cabo prácticas fraudulentas en la venta del mobiliario al incurrir en publicidad engañosa sobre su garantía comercial.

Gilead. La empresa productora del fármaco Sovaldi, nuevo medicamento para tratar la hepatitis C, tiene secuestrados a los enfermos con un precio desorbitado que para nada está relacionado con el coste de descubrir su principio activo y producirlo. Mientras negocia fría y duramente con el Gobierno, cada día mueren doce personas a causa de esta enfermedad en España. En torno a 30.000 enfermos necesitan de manera urgente el medicamento.

Orange. Ha sido la empresa más denunciada por los consumidores en FACUA en 2014. Los motivos principales son los incumplimientos de ofertas comerciales, altas en servicios no solicitados, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia, junto al cobro de llamadas no realizadas y retrasos en la tramitación de altas.

Repsol. Ha llevado a cabo prospecciones de hidrocarburos en Canarias pese a la oposición de la población y el riesgo para el medioambiente que han conllevado. El enfrentamiento llegó al punto de que la empresa fue protegida de ecologistas y ciudadanos por el Ejército, que llegó a herir a una activista de Greenpeace en la defensa de los intereses económicos de una compañía privada.

ELIGE EL PEOR ANUNCIO DEL AÑO

#tudecides, de Desigual. "La vida es chula", "Tú decides". Es el eslogan que se puede leer en la pantalla mientras una joven juega a pinchar condones y probarse un cojín para simular un embarazo. El anuncio termina diciendo "Feliz día de la madre". Desigual frivoliza sobre un tema tan serio como la decisión de la maternidad y la protección ante enfermedades de transmisión sexual y juega con la idea de una falsa ilusión de libertad para incitar a comprar ropa.

"Proyecto Gira", de Coca-Cola. La multinacional lanza una campaña para promocionar un proyecto de prácticas y formación al mismo tiempo que despide a 821 trabajadores de sus fábricas en un ERE que ha sido declarado nulo. La empresa se niega a readmitir en las mismas plantas a pesar de que la justicia les obliga. El mensaje final del anuncio es cinismo puro: "Llevamos años comprometidos con la sociedad. Desde siempre, mucho más que un refresco".

"Creemos en la energía de este país", de Endesa. El lema parece una broma macabra. Las grandes eléctricas ganan cerca de 6.000 millones de euros anuales mientras cortan la luz a más de un millón de familias y suben las tarifas (un 18% en el último año). Sin embargo, en su anuncio, adornado con música épica e imágenes espectaculares, se atreven a decir: "Si algo nos caracteriza es nuestra energía. Energía para recompensar tu esfuerzo".

Bikini con relleno para niñas presentado de manera erótica, de Carrefour. La cadena de hipermercados fue denunciada por FACUA por presentar en su catálogo de verano un bikini con relleno en el pecho destinado a niñas de entre 9 y 14 años. Además, las modelos infantiles aparecen en la imagen posando con dicho bikini y un vaso en la mano para simular que toman un cóctel, reproduciendo actitudes propias de adultos, algo que potencia la peligrosa erotización de la infancia.

"Cómete el mundo con Qé!", de Panrico. Un adolescente que juega al baloncesto encuentra a una patinadora tirada en el suelo de la cancha que, sonriente, lo mira y señala diferentes partes del cuerpo que se dejará tocar si el chico le entrega su pastel. Panrico reduce a una adolescente a un mero objeto sexual que se deja tocar a cambio de un producto.

ELIGE EL PEOR ABUSO DEL AÑO

Comisiones bancarias por ingresar dinero en cuentas de terceros. FACUA ha denunciado el cobro de numerosos bancos de comisiones por servicios básicos como ingresar dinero en una cuenta ajena. Las entidades bancarias cobran dos veces por el mismo servicio: una al usuario que recibe el ingreso, que ya paga una comisión de mantenimiento anual de su cuenta, y otra a la persona que lo realiza.

Spam telefónico de las empresas de telecomunicaciones. Las telecos siguen llamando insistentemente y a deshora requiriendo datos para hacer ofertas que no lo son. Así instan a los consumidores al cambio de compañía pese a que son llamadas no solicitadas y haciendo caso omiso en numerosas ocasiones a las peticiones de los usuarios de no volver a hacerlo.

Cesión irregular de datos personales por parte de hospitales públicos. Los datos relativos a la salud están especialmente protegidos por la ley. Sin embargo, este año se han producido irregularidades en hospitales de Cuenca, Murcia, Logroño y Fuenlabrada, que han cedido, sin el consentimiento de los usuarios, sus datos a centros sanitarios privados para derivarles pacientes y reducir de esta manera las listas de espera.

Falsas ofertas de empleo que derivan a líneas 806. A través de cuentas de Twitter y de anuncios hay numerosas ofertas falsas de empleo que en realidad remiten a un número de tarificación adicional con prefijo 806. Cuando los usuarios llaman a estos números de alto coste no hay oferta de trabajo ninguna, sino una operadora que mantiene al usuario en la llamada con toda clase de preguntas para ganar dinero a su costa.

Prácticas comerciales fraudulentas de las eléctricas. Los comerciales que visitan los domicilios de los usuarios siguen, un año más, realizando prácticas engañosas para beneficiar a las empresas. El objetivo es cambiar al cliente de compañía o, dentro de la misma compañía, de tarifa eléctrica. Y ello mediante engaños o directamente falsificando contratos. Al final, numerosos consumidores se ven con una tarifa del mercado libre que encarece su factura.

Ya somos 190.668