La CNMC multa a Endesa con 100.000 euros por rescindir contratos de gas por impago sin notificación previa

Competencia considera a la empresa responsable de una infracción grave por no comunicar debidamente la anulación de los servicios.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una multa de 100.000 euros a Endesa por considerarla responsable de una infracción grave, como consecuencia de la rescisión unilateral de contratos de suministro de gas, entre el 1 de agosto de 2012 y el 1 de octubre de 2012, sin efectuar la comunicación previa a los consumidores prevista por el artículo 55.2 del Real Decreto 1434/2002, de 27 de diciembre. 

Dicho artículo establece que cuando se rescinda un contrato de suministro entre un consumidor y un comercializador éste "deberá comunicar tal circunstancia a la empresa distribuidora y al consumidor con un período mínimo de antelación de seis días hábiles. En dicha notificación, enviada al consumidor y a la empresa distribuidora, se señalará que, salvo que el consumidor acredite disponer de un contrato de suministro con otro comercializador, o solicite a la empresa distribuidora el paso a tarifa, el distribuidor procederá a la suspensión del suministro una vez concluido el período establecido". 

La CNMC considera probado que las comunicaciones remitidas por Endesa a los consumidores, cuyos contratos eran posteriormente rescindidos, únicamente estaban orientadas al cobro de la deuda pendiente, pero no se ponía en conocimiento de los consumidores ni la rescisión de los contratos ni las consecuencias que ello puede llevar aparejado en el caso de que no dispusiesen de otro contrato o soliciten el paso a tarifa. 

Por tanto, Competencia impone la sanción de conformidad con lo dispuesto en el artículo 110.u) de la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos.

Pese a considerar "grave" esta práctica, lo que implicaría una sanción de hasta seis millones de euros, el regulador rebaja considerablemente la multa al considerar que no se ha producido peligro para la salud de las personas ni perjuicios en la continuidad del suministro. La conducta afectó a un "porcentaje muy bajo" del gas comercializado por Endesa, se ciñe a un "periodo temporal concreto" y el problema se solventó con el pago de la factura, señala.

Por otra parte, la CNMC ha archivado el procedimiento iniciado contra Iberdrola Generación por la rescisión unilateral de los contratos de suministro de gas natural al no quedar acreditada dicha infracción administrativa. 

La CNMC recuerda que estas resoluciones ponen fin a la vía administrativa y que contra ellas se pueden interponer recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional, en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación.

Ya somos 190.685