Vuelo de Iberia

Una sentencia obliga a Viajes El Corte Inglés a indemnizar con 1.800 euros a un socio de FACUA por perder su equipaje

La Audiencia Provincial de Sevilla estima el daño moral padecido por el demandante y advierte que al tratarse de una luna de miel debe ponderarse al alza la indemnización.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) informa que la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a Viajes El Corte Inglés a indemnizar a un socio de su asociación en Sevilla con 1.800 euros por daños morales, debido a los perjuicios ocasionados en el crucero de su luna de miel como consecuencia del extravío de sus maletas, que aparecieron a la vuelta del viaje. La empresa no ha recurrido la sentencia y ya ha abonado la indemnización al afectado, que se une a los más de 400 euros que recibió en su día por parte de Iberia y la aseguradora con la que suscribió un seguro extraordinario al formalizar el contrato.

El usuario, F.J.H., contrató un paquete vacacional con Viajes El Corte Inglés y en el vuelo Iberia le extravió el equipaje. El fallo de la Audiencia Provincial estima el "daño moral padecido por el demandante" y determina que "debe resarcirse esa frustación que no es otra que la contrariedad y desazón padecidas (en el viaje y después del viaje). Ateniéndonos a las circunstancias del caso (luna de miel) debemos ponderar al alza esa indemnización".

La Audiencia ha resuelto favorablemente el recurso de apelación interpuesto por FACUA contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 14 de Sevilla en la que se desestimaba la demanda interpuesta en representación de su socio.

El auto considera probado que existió "infracción de la legislación propia sobre consumo con relevancia constitucional" y que "pudiera pensarse que desde una perspectiva meramente administrativa o de derecho común pudiera exonerarse de responsabilidad la agencia de viajes (...) pero desde el ámbito especial de la legislación invocada no puede eximirse de la responsabilidad solidaria que mayoristas y minoristas asumen en el marco de la organización de un viaje combinado como en el que nos encontramos".

En este caso, la sentencia ratificada consideraba que de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y la la Ley 21/1995, de 6 de julio, reguladora de los viajes combinados, se deriva que las agencias de viajes tienen responsabilidad para con los usuarios que contratan sus viajes con ellos, pues no son meras intermediarias, aunque el incumplimiento de la prestación contratada sea de la compañía aérea, como en este caso de Iberia.

Las leyes citadas tienen su base en los artículos 51 y 53 de la Constitución Española. En el fallo de la sentencia de la Audiencia Provincial se condena a la demandada a pagar al afectado 1.800 euros más sus intereses legales desde la interposición de la demanda.

Ya somos 203.734