Vuelo 4U9525: ¿tendremos transparencia esta vez?

Vuelo 4U9525: ¿tendremos transparencia esta vez?
Equipos de rescate en la zona del accidente del Airbus 320-211 de Germanwings.

El del Airbus 320-211 de Germanwings es el tercer accidente con mayor número de víctimas ocurrido en Francia, tras el ocurrido en Bois d'Ermenonville en 1974, que causó 346 muertes, y el de Mont San Pietro en 1981, con 180 fallecidos.

En estos momentos de máximo dolor, nuestra primera preocupación ha de ser solidarizarnos con las familias y amigos de las víctimas del vuelo 4U9525, a las que debemos respetar cuidándonos de no difundir imágenes e informaciones que puedan herirlas innecesariamente.

No hoy, ni mañana, pero en breve las familias deberán unirse, organizarse, constituir una plataforma o integrarse en una asociación solvente para garantizar que se conozca toda la verdad y se haga justicia. Tendrán que desconfiar de abogados que les garanticen indemnizaciones millonarias al tiempo que les pidan cobrar por adelantado un porcentaje.

Y mucho cuidado con la confianza ciega en el Gobierno. Hoy querrán hacerse la foto con ellos, les prometerán su apoyo en los próximos meses, y posiblemente lo tendrán mientras el tema ocupe un lugar destacado en los medios de comunicación, pero nadie sabe qué ocurrirá después.

Ojalá me equivoque, pero no olvidemos que las víctimas de catástrofes en España no han estado amparadas por nuestros gobernantes. Ni las del Yak-42, ni las del accidente de Spanair en Barajas, ni las del metro de Valencia, ni las del Alvia en Santiago, ni las del Madrid Arena.

Sería, siempre es, absolutamente repugnante que los políticos jugaran con la memoria de los fallecidos haciendo falsas promesas con tintes electoralistas. El Gobierno debe dar la talla. No basta con decretar tres días de luto. No basta con viajar al lugar del accidente. No basta con participar en la investigación si no hay total transparencia sobre lo ocurrido, aunque lo que se descubra sea una corresponsabilidad gubernamental fruto de errores o carencias en los protocolos de control sobre la seguridad en el transporte, tanto las referidas al estado de los aparatos como a las condiciones laborales de su personal.

Es una más de las muchas hipótesis sobre las causas del acidente, pero no sería la primera vez. Al fin y al cabo, ¿qué ha cambiado en la seguridad aérea en España desde el accidente de Spanair?

Ya somos 188.857