FACUA Córdoba pide al Ayuntamiento que anule la ampliación de la zona azul prevista para el 15 de julio

Considera que la medida se ha tomado sin ajustarse al procedimiento exigido por la Ley de Haciendas Locales, sin la participación de los usuarios y por razones meramente recaudatorias.

FACUA Córdoba ha solicitado al Ayuntamiento de la capital que anule la ampliación de la zona azul prevista para el 15 de julio. La asociación considera que el gobierno local está incumpliendo el proceso legalmente establecido para adoptar este tipo de decisiones.

FACUA Córdoba entiende que debería realizarse mediante una modificación de la ordenanza fiscal en Pleno municipal y no mediante un acuerdo de la Junta de Gobierno, a cuyo contenido, por otra parte, no es posible acceder.

La asociación recuerda que la Junta de Gobierno Local no tiene competencias para dictar dichas resoluciones, dado que la determinación del lugar concreto en el que el hecho de aparcar va a generar el pago de una tasa supone la determinación del hecho imponible que va a ser gravado por la Administración y, por tanto, debe determinarse por una Ordenanza tras pasar por el Pleno del Ayuntamiento y el reglado trámite de información pública.

Así lo indica la Ley 58/2003 General Tributaria en su artículo 20, que determina que "el hecho imponible es el presupuesto fijado por la ley para configurar cada tributo y cuya realización origina el nacimiento de la obligación tributaria principal". En este sentido, la propia Ordenanza fiscal de estacionamiento regulado define "el hecho imponible" en su artículo 8 como "el servicio de regulación de aparcamiento, se prestara en los días y horas que se establezca por acuerdo del Excmo Ayuntamiento…”.

FACUA Córdoba recuerda que la obligación de pago no se produce únicamente por el hecho de estacionar el vehículo, sino por aparcarlo en lugares y horas concretas. Por ello, la asociación considera que estos elementos, que son fundamentales en la determinación de la tasa, deben estar obligatoriamente recogidos en la ordenanza reguladora.

La asociación considera que la desmesurada ampliación de las calle con zona azul responde exclusivamente a la voracidad recaudatoria del Gobierno municipal y no a solucionar los problemas de falta de aparcamiento en la ciudad. La medida tendrá como principal beneficiaria a la empresa concesionaria, Setex Aparki.

FACUA Córdoba reitera su denuncia pública ante la falta de voluntad política de establecer mecanismos reales de participación ciudadana. Dicha intervención de la sociedad civil en un procedimiento que tenga la suficiente legitimidad es necesaria para dar soluciones de aparcamiento a las miles de personas que diariamente viven y trabajan en Córdoba.

Ya somos 188.946