FACUA aconseja reclamar compensaciones a Movistar ante problemas por la huelga de técnicos

La asociación recuerda que la multinacional no está exonerada de cumplir con los plazos comprometidos para la instalación o reparación de servicios de fibra, cable y ADSL.

FACUA-Consumidores en Acción recomienda a los afectados por la huelga de los técnicos que subcontrata Movistar para la instalación y reparación de fibra, cable y ADSL que reclamen compensaciones económicas ante las demoras en el plazo de los servicios.

Los trabajadores, que pertenecen a varias empresas que subcontrata la multinacional española, llevan desde el 28 de marzo en huelga, una situación que comenzó en Madrid y que se ha ido extendiendo a todo el territorio nacional. Esta circunstancia está  provocando perjuicios para los consumidores, quienes están sufriendo retrasos en las reparaciones de fibra, cable y ADSL así como en las instalaciones.

FACUA, que respeta el derecho a huelga de todos los trabajadores, advierte de que esta situación no exonera a la multinacional de cumplir con los plazos comprometidos y abonar las correspondientes indemnizaciones.

En el caso de retrasos en la instalación, el Real Decreto 424/2005 señala que el operador designado de servicio público desde una ubicación fija, en este caso Movistar, deberá satisfacer cada solicitud razonable, “en un plazo máximo de 60 días naturales, contados a partir de su recepción. Cuando dicha solicitud se realice conjuntamente con la de acceso al servicio telefónico disponible al público, se deberán satisfacer ambas en el mencionado plazo”. Y añade que “en el caso de no poder realizar el mencionado suministro en dicho plazo, una vez descontados los retrasos a que se refiere el párrafo anterior, sin mediar causas de fuerza mayor u otras imputables al solicitante, deberá compensar automáticamente a éste eximiéndole del pago de un número de cuotas mensuales relativas a la conexión equivalentes al número de meses o fracción en los que se haya superado dicho plazo”.

Por otro lado, la asociación recuerda que cuando un servicio se vea interrumpido como consecuencia de la citada huelga o se produzca una demora en su reparación, el usuario tiene derecho a compensaciones económicas.

Si la avería se produce en el servicio de voz, el usuario tiene derecho a reclamar el importe de la cuota de abono más la cuota de los servicios contratados (bonos, tarifas planas, llamadas sueltas...) prorrateados por el número de horas o días que haya sufrido la caída. También puede reclamar el equivalente a cinco veces la cuota de abono prorrateada por el tiempo sin servicio si este importe es superior al anterior.

En caso de que la caída se haya producido en la conexión a internet, el importe que puede reclamarse es el resultado de prorratear por el tiempo sin servicio la mitad de la cuota de abono más la mitad de la cuota que incluya la conexión a través de ADSL o fibra.

Si el corte se ha producido tanto en el servicio de voz como en el de acceso a internet, la cantidad que hay que reclamar es la suma de las cantidades resultantes de las operaciones detalladas en los dos párrafos anteriores.

FACUA recomienda a los afectados que presenten las reclamaciones por un medio por el que quede constancia, por ejemplo, por correo electrónico, correo postal o a través de la web de la compañía.

La asociación advierte de que si el corte del servicio provoca un perjuicio económico que se puede demostrar, el usuario debe exigir a la compañía una indemnización en función del mismo, más allá de la compensación directa que fija la legislación.

FACUA lleva años reclamando a las administraciones que aumente las cuantías de las compensaciones ya que resultan absolutamente ridículas y en absoluto reparan los perjuicios causados.

Ya somos 188.948