Cae una red de comercio fraudulento de carne de caballo en varios países de la Unión Europea

Las autoridades francesas estiman que, entre 2010 y 2013, 4.700 caballos no aptos para el consumo humano fueron sacrificados e introducidos en la cadena de alimentación.

La agencia de cooperación judicial (Eurojust) con la colaboración de policía y autoridades judiciales de Francia, Bélgica, Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Holanda y Reino Unido han desmantelado una red de comercio fraudulento de carne de caballo en los citados países, según ha informado Eurojust en una nota de prensa. Las autoridades francesas estiman que, entre 2010 y 2013, 4.700 caballos no aptos para el consumo humano fueron sacrificados e introducidos en la cadena de alimentación legal.

En una nota de prensa, Eurojust informa que en el marco de la operación se han realizado 26 arrestos, se han incautado de 37.000 euros en efectivo, 800 documentos de caballos, medicación, decenas de microchips y equipos informáticos. Además, los servicios veterinarios examinarán ahora más de 200 caballos.

Se han detectado solamente en Francia 400 caballos con anomalías en sus documentos oficiales. A través de la falsificación, eliminación y/o modificación de la documentación legal de los animales, la carne de caballo, no apta para el consumo humano, se introdujo fraudulentamente en la cadena de alimentación humana. De acuerdo a la legislación europea, el origen de toda la carne debe especificarse y poder ser rastreable.

Las investigaciones sobre el principal sospechoso, un ciudadano belga que operaba desde dicho país, comenzaron en noviembre de 2012. Francia se unió a las investigaciones en julio de 2013. Las pesquisas revelaron una conexión con actividades de este grupo criminal organizado en otros Estados miembro de la Unión Europea, como Irlanda, Holanda y Reino Unido.

Ya somos 190.562