A partir del 27 de abril

Movistar comienza a cobrar a los nuevos clientes el exceso de datos en las tarifas móviles

La modificación también afecta a los usuarios que cambien su modalidad de tarifa.

Movistar ha comenzado a cobrar desde el lunes 27 de abril a los nuevos clientes o a los que cambien su modalidad de tarifa que supere el volumen de datos móviles contratados hasta un máximo de 500 megas.

La compañía ha modificado su política en el cobro de datos a la modalidad de "pago por uso" en las nuevas contrataciones o cambios de tarifa y cobrará a esos clientes un precio de 1,5 céntimos de euros por cada mega consumido una vez superen el limite incluido en sus ofertas.

Hasta la fecha la compañía reducía la velocidad de conexión cuando se sobrepasaban los datos contratados. Desde ahora, una vez consumida la tarifa de datos incluida en los productos 'Fusión', con 500 megas para las ofertas más económicas o 2 GB de datos para las de mayores prestaciones, el usuario mantendrá máxima velocidad en modalidad de "pago por uso" y se le facturarán a 1,5 céntimos cada mega consumido hasta 500 megas adicionales (un máximo de 7,5 euros por cliente). Una vez superado este exceso, sí se reduciría la velocidad.

Del mismo modo, Movistar cobrará también a los nuevos clientes de los contratos de móvil 'Vive', que incluyen 1 GB, 1,5 GB, 2,5 GB y 5 GB, por 12, 25, 33 y 24 euros al mes respectivamente.

La compañía, que avisará a los clientes por SMS cuando cambien a modalidad de pago, no cobrará a los clientes actuales, que podrán mantener las condiciones actuales y reducir la velocidad una vez consumido los datos a 16 Kbps.

Cobro por "bloque" opcional

Movistar se suma así a Orange y Vodafone que ya cobran a sus clientes por el mismo motivo, ofreciendo 100 megas adicionales por 1 euro y 200 megas adicionales por 2 euros, respectivamente. 

Vodafone decidió en febrero empezar a cobrar 'por defecto' a los nuevos clientes o aquellos que cambien de tarifa el exceso de consumo de datos con un precio por bloque de 2 euros por cada 200 MB. Si bien el usuario tiene en caso de este operador la opción de desactivar el servicio y reducir su velocidad de navegación a 32 Kbps cuando alcance el límite contratado.

En el caso de Orange, la compañía reduce la velocidad a 32 kbps cuando se supera el limite de datos incluidos en la tarifa aunque el cliente, si lo desea, puede contratar 100 MB pagando un euro adicional.

Ya somos 188.801