Una situación que se repite desde 2012

FACUA Granada denuncia continuos fallos de funcionamiento en las rampas de acceso de los autobuses urbanos

La asociación exige una revisión inmediata de este mecanismo en toda la flota ante los graves perjuicios ocasionados a los usuarios de movilidad reducida.

FACUA Granada denuncia los continuos fallos y problemas de funcionamiento de las rampas de los autobuses urbanos de la ciudad y los graves perjuicios que esta situación provoca a los usuarios de movilidad reducida del servicio.

La asociación exige una revisión de toda la flota para garantizar su correcto funcionamiento y una prestación adecuada del servicio, mermada por la falta de mantenimiento.

FACUA Granada lamenta que la concesionaria, transportes Rober, no subsane estas deficiencias y no entiende por qué el Ayuntamiento no le obliga a tomar las medidas necesarias para resolver este problema.

La propia concejala de Movilidad, Telesfora Ruiz, declaró a finales de 2014 que se habían registrado más de 600 incidencias en este sentido, imposibilitando el acceso a ciudadanos con movilidad reducida a un servicio esencial.

FACUA Granada considera incomprensible que un sistema dedicado a mejorar la movilidad de los ciudadanos deje de lado, precisamente, a quienes más necesitan disponer de él por falta de mantenimiento.

La situación viene repitiéndose desde 2012

La asociación recuerda que esta situación lleva años repitiéndose. A finales de 2012 el Defensor del Ciudadano instaba al Ayuntamiento a obligar a Transportes Rober a poner en marcha las rampas así como a un mantenimiento adecuado de las mismas.

En 2013, los afectados recogieron más de 5.000 firmas a fin de que los autobuses urbanos cumplieran con la obligación de mantener en ópticas condiciones los accesos para las personas con movilidad reducida.

Lamentablemente la situación no ha mejorado. Los usuarios que necesitan de este mecanismo para acceder al autobús tienen que esperar en muchos casos la llegada de varios vehículos a ver si alguno de los sistemas funciona. En caso contrario, a veces termina por utilizar un taxi adaptado que el propio conductor solicita, tras rellenar la correspondiente hoja de solicitud.

FACUA Granada ve indignante esta situación y exige que el Ayuntamiento realice las acciones necesarias de manera inmediata. 

Ya somos 190.557