La asociación pide sanciones contra las empresas

FACUA denuncia a las grandes eléctricas por penalizar a usuarios inventando que manipulan sus contadores

La Consellería de Industria de la Comunidad Valenciana obliga a rectificar a Iberdrola en sus siete primeras resoluciones en las que da la razón a la asociación por no existir suficientes pruebas.

FACUA denuncia a las grandes eléctricas por penalizar a usuarios inventando que manipulan sus contadores

FACUA-Consumidores en Acción ha interpuesto numerosas denuncias contra las tres principales compañías eléctricas (Iberdrola, Endesa y Gas Natural) en los últimos meses por penalizar a usuarios por falsas manipulaciones de contadores. La Consellería de Industria de la Comunidad Valenciana ya ha dado la razón a la asociación en sus siete primeras resoluciones sobre las reclamaciones presentadas contra Iberdrola por no existir suficientes pruebas de dicha manipulación, por lo que obliga a la eléctrica a rectificar.

FACUA insta a los usuarios que sean víctimas de estas falsas acusaciones a que denuncien sus casos ante las autoridades de Industria de sus respectivas comunidades autónomas. Asimismo, la asociación pide a dichas administraciones a que resuelvan a favor de los usuarios que sean acusados cuando no existan pruebas de manipulación de los equipos.

FACUA reclama, además, que se abran expedientes sancionadores a las compañías eléctricas que incurren en estas prácticas, dada la gravedad de las acusaciones sin fundamentos hechas a numerosos usuarios.

En los casos resueltos por la Consellería de Industria de la Comunidad Valenciana, Iberdrola pretendía aplicar el artículo 87 del Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, que permite recalcular la factura de la luz si se comprueba que existió manipulación del contador, utilizando como fórmula la potencia contratada por seis horas de utilización diarias durante un año.

Es el caso del socio de FACUA Comunidad Valenciana Francisco Chacón Marín, a quien Iberdrola facturó, en julio de 2014, 2.179,28 euros en aplicación del artículo 87 del Real Decreto 1995/2000 de 1 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica. Este artículo indica que "cuando se manipule el equipo de medida o control o se evite su correcto funcionamiento" se podrá facturar el importe "correspondiente al producto de la potencia contratada, o que se hubiese debido contratar, por seis horas de utilización diarias durante un año".

Sin embargo, en este caso y en reclamaciones similares, FACUA alega que la manipulación del contador no ha sido suficientemente probada. Esto, a pesar de que Iberdrola presentó como justificación a su decisión una inspección efectuada por técnicos de su compañía, una revisión que no fue notificada con anterioridad al usuario que, por tanto, no estuvo presente cuando se llevó a cabo.

En la resolución del expediente de Francisco de marzo de 2015, Industria va más allá e indica que "los técnicos remitidos por las empresas distribuidoras no gozan de la condición de agente de la autoridad" y, por lo tanto, sus actas "no poseen una veracidad absoluta e indiscutible".

La Consellería aporta jurisprudencia a este respecto, como la sentencia 418/2010, de 18 de noviembre de la Audiencia Provincial de Madrid en la que se recalca "la absoluta indefensión extrajudicial de los consumidores" ante las actuaciones de inspección y la posterior refacturación de las eléctricas. "No puede obviarse", dice la sentencia, "que esa misma indefensión se produce cuando sin comunicación previa alguna se procede a facturar una elevadísima suma en base al contenido de una norma cuya aplicación tan siquiera se notifica ni menciona en esa factura".

Tras la decisión de Industria acerca  del caso de este socio de FACUA, Iberdola debe devolverle el importe íntegro de lo que la empresa le ha facturado.

Ausencia del reclamante en la inspección

Otro de los casos resueltos gracias a la reclamación de FACUA en Comunidad Valenciana es el de su socio José Enrique Soriano, a quien Iberdrola facturó 2.023,12 euros en abril de 2014. Igual que en otros casos tramitados por la asociación, la empresa alegaba que, de acuerdo a un informe propio, el contador de la vivienda se encontraba manipulado desde 2009.

Soriano decidió reclamar a través de FACUA, que envió un escrito a la compañía en el que se indicaba, como en el caso anteriormente mencionado, que es la empresa quien debe dar pruebas de la manipulación del contador. Sin embargo, Iberdrola respondió negativamente a FACUA en mayo de 2014, por lo que la asociación decidió acudir de nuevo ante Industria.

La Consellería, con base en la jurisprudencia existente y citando un informe de la Comisión Nacional de Energía de abril de 2013, vuelve a establecer en su resolución que la "notificación no se produjo y la inspección se realizó sin la presencia del reclamante" y que, por tanto, no se puede establecer que hubiese manipulación del contador por parte del afectado.

En su resolución, de diciembre de 2014, la Consellería indica que puede "servir para efectuar la valoración objetiva el consumo registrado desde la regulación de la situación", por lo que obliga a Iberdrola a devolver 1.796, 34 euros al socio de FACUA Comunidad Valenciana José Enrique Soriano.

Ya somos 190.566