FACUA denuncia que casi todas las líneas de información telefónica 118 vulneran la Orden que las regula

Diecisiete de las dieciocho compañías analizadas por la Federación no informan de forma gratuita sobre sus tarifas a los usuarios que llaman desde un móvil o un operador de fijo distinto a Telefónica, incumpliendo la Orden ministerial aprobada hace dos meses que acaba de entrar en vigor.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha realizado un análisis sobre dieciocho líneas de información telefónica con prefijo 118 para evaluar el grado de cumplimiento de la Orden 2.410/2004, de 20 de julio, del Ministerio de la Presidencia, que ha entrado hoy en vigor. De ellas, diecisiete vulneran la obligación establecida en la norma de proporcionar, "para todas las llamadas" y antes de empezar a facturar el servicio, una locución telefónica que informe a los usuarios de su precio ya que en éstas locuciones sólo indican las tarifas aplicables a quienes llamen desde un fijo de Telefónica de España.

FACUA denunciará en los próximos días ante los organismos competentes de los ministerios de Sanidad y Consumo y de Industria, Turismo y Comercio a las empresas titulares de las líneas 11811, 11812, 11817, 11818, 11819, 11822, 11824, 11838, 11840, 11843, 11844, 11850, 11858, 11868, 11869, 11876 y 11881. Al llamar a estos números desde un móvil o un operador de cable, el usuario que desee conocer el precio del servicio tiene que pagar por recibir esta información, ya que no tiene más remedio que preguntárselo a sus teleoperadores, corriendo además el riesgo de que no le indiquen las tarifas correctamente.

La Federación critica este importante grado de incumplimiento de la Orden pese a que las compañías han tenido dos meses para habilitar sus sistemas a fin de ajustarse a la misma todavía insuficiente. De las dieciocho líneas analizadas por FACUA, sólo en el 11888 una locución informa indicando un precio distinto en función del operador desde el que se llame.

Asimismo, FACUA considera que la nueva norma deja todavía sin resolver importantes problemas que vienen sufriendo los consumidores. La Federación demanda que se establezca como requisito para la prestación de estos servicios la puesta en marcha de teléfonos gratuitos para la atención a las reclamaciones de los usuarios, además de direcciones de correo electrónico donde puedan presentar sus quejas y que las empresas cuenten con páginas web del tipo www.118AB.es en las que pueda accederse a estos datos y a las tarifas de las llamadas desde todas las compañías de telefonía fija, por cable y móvil. Actualmente, menos de la mitad de las líneas 118 tienen teléfonos gratuitos para atender reclamaciones. Además, la Federación demanda que estas empresas facturen las llamadas por segundos, y no por minutos.

Según establece la Orden que acaba de entrar en vigor, las líneas 118 deberán proporcionar, "para todas las llamadas, una locución telefónica que informe del precio del servicio y de su nombre completo o denominación social". Además, el precio del servicio "no podrá aplicarse al usuario llamante hasta que le sea suministrada la citada locución cuya duración será de 8 segundos, y transcurrido un periodo de 3 segundos desde que esta finalice".

La abusiva progresión de llamada

Pero FACUA denuncia que si hay un problema que puede afectar de forma especialmente grave a la economía de los usuarios es la regulación actual del servicio de progresión de llamada, por el que estas compañías ofrecen la posibilidad de conectar al usuario con el número solicitado. La Federación alerta del elevadísimo coste de este servicio, ya que en él se sigue aplicando la tarifa de la línea 118. Así, si se llama desde un fijo, una progresión de llamada a un teléfono de la misma ciudad del usuario tendrá un coste por minuto que puede llegar a ser hasta setenta y cinco veces superior que el de una llamada local (tomando como referencia los 0,01 euros por minuto de la tarifa básica de Telefónica en horario reducido) si se realiza a través de las líneas 118 que aplican la tarifa por minuto más cara (0,75 euros). De hecho, los primeros 160 segundos de una llamada metropolitana cuestan 0,0685 euros, pero si se hace la progresión con las citadas líneas, el coste alcanzaría los 2 euros.

Actualmente, sólo hay una excepción, el 11822 de Telefónica de España. Con este número, la progresión de una llamada (desde fijo, ya que no se ofrece aún desde móvil) supone para el usuario el mismo coste que colgar y volver a marcar el teléfono de la persona cuyo número solicitó.

Ya somos 192.091