Detenidas dieciséis personas por usurpar identidades para efectuar altas masivas de líneas telefónicas

El objetivo era hacerse con los terminales que adquirían con otro nombre para después venderlos, con lo que habrían obtenido un beneficio de más de 35.000 euros.

La Guardia Civil de Lora del Río (Sevilla) ha detenido a dieciséis personas de una red dedicada a usurpar distintas identidades para efectuar posteriormente altas masivas de líneas telefónicas, vendiendo a continuación los terminales y obteniendo un beneficio de más de 35.000 euros.

Desde comienzos del presente año, la Guardia Civil tuvo conocimiento, por denuncias en diferentes lugares de la geografía nacional, de que se estaban dando una serie de altas masivas de líneas telefónicas con una conocida compañía, usurpando la identidad de las personas denunciantes, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado de prensa.

Los agentes, tras estudiar el modus operandi con que se realizaban las estafas, sospecharon de un grupo organizado de delincuentes, de manera que sus investigaciones les llevaron a confirmar que, efectivamente, se trataba de un grupo criminal dedicado a recabar datos de personas con los que daban de alta líneas de ADSL con una determinada compañía de telefonía.

De este modo, conseguían el nombre y apellidos de una persona, a veces verdadero --a través de sustracción de correspondencia o descarga de listados de oposiciones-- y otras veces ficticio, mientras que también obtenían el número de DNI, que unas veces coincidía con el nombre y apellidos y otras veces no, incluso a veces era ficticio. Además, consignaban dígitos de cuenta bancaria de personas e incluso de empresas o comunidades de vecinos.

En cuanto a las direcciones que facilitaban a la compañía de telefonía, a veces era la de los propios domicilios de los delincuentes o bien de las víctimas, alterando algún dato. En este último caso, los ahora detenidos estaban alerta y abordaban en la calle al mensajero que iba a hacer la entrega de los terminales, módem o tablets contratados fraudulentamente, pues el objetivo de la banda era hacerse con estos efectos, todos ellos de gama alta.

En total, a los detenidos se les imputan treinta y seis delitos de usurpación de estado civil, cuarenta y seis delitos/faltas de estafa y falsedad documental, además de varios delitos de descubrimiento y revelación de secretos --violación de correspondencia--.

La Guardia Civil de Lora del Río consiguió identificar y detener a dieciséis personas, todas ellas vecinas de la localidad, menos una que es de Sevilla y nacionalidad marroquí. También se consiguió intervenir siete terminales móviles de gama alta, un módem y una tablet, así como numerosa documentación utilizada para la usurpación de identidad.

Ya somos 190.625