FACUA advierte que el doble redondeo que aplica Vodafone a sus clientes con contrato incrementa el precio de las llamadas hasta un 38%

Al redondeo para facturar el primer minuto completo aunque las llamadas duren menos, la compañía une la facturación en fracciones de 30 segundos en sus planes de contrato.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) advierte que el doble redondeo que aplica Vodafone a sus clientes con contrato provoca un incremento en el precio de las llamadas que llega a alcanzar entre el 16 y el 38% en las que duran poco más de un minuto. Y es que además de facturar siempre completo el primer minuto aunque las llamadas duren menos, irregularidad en la que incurren las tres compañías de móviles, Vodafone también aumenta el precio de las llamadas de mayor duración hasta completar fracciones de medio minuto.

El cobro en fracciones de treinta segundos tras el primer minuto también se aplica en los servicios de prepago de las tres compañías de telefonía móvil que operan en España. De hecho fue, junto al redondeo al alza del primer minuto en las llamadas desde y hacia móviles, el otro método de facturación ilegal denunciado por FACUA hace ahora diez meses ante los ministerios competentes en Consumo y Telecomunicaciones y que ya ha permitido que las compañías de móviles ingresen más de 6.000 millones de euros extra desde 1998.

En sus denuncias, sobre la que el Gobierno todavía no ha actuado después de que el anterior Ejecutivo se comprometiera a tomar medidas para acabar con estos redondeos, FACUA argumenta que el cobro de segundos de conversación no consumidos supone una vulneración de la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la cual considera abusivas aquellas condiciones que impongan incrementos de precios por servicios no prestados. Las denuncias de FACUA motivaron incluso la intervención del Defensor del Pueblo.

Vodafone factura una llamada de un minuto y un segundo de duración como si durase un minuto y medio, lo que supone un encarecimiento de entre el 16 y el 38% en el coste de la conversación, según la tarifa aplicada, que en los contratos de Vodafone dirigidos a particulares oscila entre 0,06 y 0,45 euros más IVA por minuto, según el plan, horario y/o destino, a los que hay que añadir siempre el coste de establecimiento de llamada, 0,12 euros.

Así, en el caso de la tarifa por minuto más cara, 0,45 euros (una de las aplicadas en los planes Mañana, Tarde y Provincial), si una conversación de 61 segundos debe costar 0,5775 euros, supone 0,7950 euros, es decir, un 38% más, ya que la compañía cobra el equivalente a un minuto y medio de conversación.

Si se aplica la tarifa más económica (también incluida en los planes Mañana y Tarde), 0,06 euros el minuto, la subida alcanza hasta el 16%. Así, una llamada de sesenta y un segundos que debe costar 0,1810 euros, tiene un precio de 0,2100 euros.

La facturación en fracciones de treinta segundos tras el primer minuto afecta a los planes de contrato para particulares de Vodafone Mañana, Tarde, Provincial, Decreciente y Universal 20, mientras que los planes que contratan los clientes con mayor consumo, Universal 40 y Universal 60, siguen facturándose por segundos a partir del minuto número dos.

Ya somos 204.898