FACUA lleva al Ayuntamiento de Sevilla a los tribunales por castigar sus críticas negándole subvenciones

Tras anularle la financiación de un programa de asesoramiento a inmigrantes aprobado en los presupuestos municipales, el Gobierno municipal excluye a FACUA Sevilla de las subvenciones destinadas específicamente a las asociaciones de consumidores.

FACUA Sevilla ha llevado al Ayuntamiento de Sevilla a los tribunales al negarle irregularmente subvenciones para castigar sus críticas contra distintas políticas llevadas a cabo por el Gobierno del popular Juan Ignacio Zoido.

Tras anularle la financiación de un programa de asesoramiento a inmigrantes que estaba aprobado en los presupuestos municipales, el Gobierno municipal también ha excluido a FACUA Sevilla de las subvenciones destinadas específicamente a las asociaciones de consumidores.

Vía contencioso-administrativa

Este jueves, FACUA Sevilla ha interpuesto una demanda de recurso contencioso-administrativo contra la resolución de la Junta de Gobierno en la que la excluye de las subvenciones destinadas cada año a las asociaciones de consumidores y usuarios de la capital. Son programas financiados en el marco de las competencias de consumo que tiene el Área de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo.

Se trata de una partida presupuestaria de 19.320 euros a distribuir entre las tres asociaciones de consumidores existentes en la ciudad. A finales de 2014, el Ayuntamiento decidió no conceder a FACUA Sevilla ninguna cantidad, pese a ser la organización de consumidores con mayor nivel de actividad, presencia social y representatividad (cuenta con más de 19.000 socios en la capital). Tras ver desestimados sucesivos recursos, la asociación ha puesto el caso en manos de los tribunales.

No es la primera vez que el actual Gobierno municipal niega a FACUA Sevilla una subvención de forma injustificada. La asociación considera que se trata de la manera con la que el equipo de gobierno de Zoido pretende castigar sus críticas a políticas contrarias a los intereses de los ciudadanos, entre las que ha tenido una especial repercusión su recurso judicial contra la ampliación de la zona azul.

Anulado un programa de ayuda a inmigrantes

El año pasado, el Área de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos decidió retirar a FACUA Sevilla la financiación de un programa para asesorar a los inmigrantes sobre sus derechos como consumidores pese a que estaba aprobada en los presupuestos de 2014. Se trata de una campaña para defender a los inmigrantes de prácticas abusivas que el Ayuntamiento venía financiando cada año desde 2009.

FACUA Sevilla, que estaba desarrollando el programa con personal específico contratado para ello, recibió la notificación de Participación Ciudadana de que se había visto obligada a anular los 18.000 euros con los que había aprobado subvencionarlo. Para ello, recurrió a la excusa de que el Ayuntamiento ya no tenía competencias en materia de protección de los consumidores como consecuencia de la aplicación de la reforma local (Ley 27/2013 de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local).

La asociación aclaró al Ayuntamiento que la reforma local no implica que pierda estas competencias, tras lo que Participación Ciudadana recurrió a un nuevo pretexto para anular la subvención: su supuesta ausencia de competencias en cuestiones relacionadas con la inmigración y la protección de los consumidores. Y ello pese a que llevaba cinco años financiando este tipo de programas. En lugar de transferir la partida presupuestaria al Área que entendiese competente, Participación Ciudadana decidió incumplir lo aprobado en los presupuestos municipales y destinó el dinero a otros fines.

Ya somos 190.563