FACUA detecta diferencias de hasta el 116% en las tarifas de los autobuses urbanos de veintiocho ciudades

Barcelona es la ciudad con los autobuses urbanos más caros, frente a Castellón, donde se aplican las tarifas más económicas.

Coger el autobús urbano cuesta en España una media de 0,49 euros si se utiliza un bonobús o tarjeta sin trasbordo, un 40% menos que si se compra un billete univiaje, cuyo precio medio asciende a 0,83 euros. El ahorro puede ser mucho mayor en las ciudades donde también se ofertan bonobús o tarjetas con posibilidad de realizar trasbordos.

Esta es una de las conclusiones de un estudio comparativo realizado por la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) sobre las tarifas de los autobuses de veintiocho ciudades españolas, cuyas diferencias alcanzan hasta el 116% en alguna de sus principales modalidades.

FACUA demanda a los ayuntamientos la participación de las asociaciones de consumidores en los consejos de administración de las empresas públicas de autobuses para que los representantes de los usuarios conozcan y participen de forma directa en las decisiones sobre la calidad del servicio y las tarifas.

El estudio de FACUA concluye que, globalmente, Barcelona es la ciudad con los transportes urbanos más caros, frente a Castellón, donde se aplican las tarifas más económicas. El informe compara las tarifas del billete univiaje, los bonobús o tarjetas con y sin trasbordo y la tarjeta mensual.

Bonobús y tarjeta recargable

El bonobús o la tarjeta recargable con diez viajes cuesta una media de 5,03 euros, en los casos de los que incluyen trasbordo, y 4,94 euros, en los que no se permite esta opción. En el primer caso, las diferencias entre las tarifas alcanzan hasta el 41% y en el segundo, el 116%.

La ciudad con el bonobús sin trasbordo más caro es Palma de Mallorca, donde cuesta 7,51 euros, incluso con un precio mayor que el bonobús o tarjeta con trasbordo más caro, aunque hay que matizar que esta ciudad cuenta con una Tarjeta Ciudadana, sólo para residentes, con la que los días viajes salen a 4,50 euros, incluyendo trasbordos. El segundo bonobús sin trasbordo más caro es el de Almería, 5,70 euros, seguido de Málaga, donde hay una tarjeta recargable de diez viajes también a 5,70 euros. En el otro extremo, el bonobús sin trasbordo de Salamanca, 3,47 euros, Ciudad Real y Sevilla, ambas con una tarifa de 3,90 euros.

En el caso de los bonobús o tarjetas con trasbordo, las ciudades donde se venden los más caros son Barcelona, Gijón, ambos 6,00 euros, y A Coruña, 5,80 euros. Los más económicos son los de Castellón, 3,60 euros, Zaragoza, 4,26 euros, y Logroño, 4,27 euros.

En once ciudades, Almería, Badajoz, Ciudad Real, Cuenca, Huelva, Jaén, Madrid, Málaga, Salamanca, Santa Cruz de Tenerife y Valencia, los bonobús o tarjetas no permiten trasbordo. Cuentan con bonobús o tarjeta con trasbordo A Coruña, Alicante, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Castellón, Córdoba, Gijón, Granada, Logroño, Murcia, Palma de Mallorca, Pamplona y Valladolid, además de Santander, Sevilla y Zaragoza, que tienen las dos opciones. El trasbordo está incluido en el precio del primer trayecto en todos los casos salvo en Pamplona, donde cada trasbordo cuesta 0,18 euros más.

Billete univiaje

El billete univiaje más caro es el de Madrid, 1,15 euros, seguido de los de Barcelona y Palma de Mallorca, ambos a 1,10 euros. Por su parte, Logroño, 0,56 euros, Castellón y Cuenca, 0,60 euros, son las ciudades con el billete univiaje más barato. Las diferencias en los billetes univiaje, cuyo precio medio a nivel nacional es de 0,92 euros, llegan a alcanzar el 105%.

Frente al billete univiaje, comprar un bonobús o una tarjeta recargable supone un ahorro medio del 46%, en el caso de que no ofrezca posibilidad de trasbordo; si las tarifas del transporte público incluyen un bonobús o tarjeta con trasbordo, comprar diez viajes permite ahorrar una media que va desde el 41%, si nunca se aprovecha el trasbordo, hasta el 70%, si se trasborda en las diez ocasiones.

Ahorro para los usuarios habituales

Sevilla y Palma de Mallorca son las ciudad donde comprar un bonobús o tarjeta representa un ahorro más elevado con respecto al billete univiaje, aunque en el segundo caso, ésto sólo ocurre con la tarjeta con trasbordo. El ahorro alcanza en Sevilla el 60% en el caso de la opción sin trasbordo y entre el 54 y el 77% con trasbordo (según si no se aprovecha ninguno o se hace en diez ocasiones). En Palma de Mallorca, el ahorro al utilizar la tarjeta con trasbordo alcanza entre el 59 y el 80%. Les siguen Santander, entre el 52% y el 76%, y en el caso de las ciudades que no permiten trasbordo, Madrid, con el 53%.

Por contra, las empresas de autobuses que premian menos a los usuarios habituales del transporte público son las de Cuenca, donde la diferencia con el billete univiaje sólo representa el 20%, y Almería, 29%, ambas sin posibilidad de trasbordo. De las ciudades que sí cuentan con trasbordo es Murcia la que representa un ahorro menor, que oscila entre el 21% y el 61% (según el número de trasbordos aprovechados) con respecto al billete univiaje.

Por último, la tarjeta mensual, existente en doce de las veintiocho ciudades analizadas, cuesta una media de 27,94 euros. Sus precios, que difieren hasta un 168%, van desde los 14,50 euros de Castellón y los 15,15 euros de Salamanca hasta los 38,80 euros de Barcelona y los 34,55 euros de Madrid.

Ya somos 203.746