Primera ley de la legislatura

La falta de controles reduciría a papel mojado el proyecto de ley sobre hipotecas, señala FACUA Andalucía

El Consejo de Gobierno aprueba para su tramitación parlamentaria el texto de la futura norma para la protección de los derechos de los usuarios en la contratación hipotecaria.

La falta de controles reduciría a papel mojado el proyecto de ley sobre hipotecas, señala FACUA Andalucía

FACUA Andalucía advierte de que la ausencia de mecanismos de control puede convertir en papel mojado el proyecto de ley sobre hipotecas que tiene previsto aprobar esta semana el Consejo de Gobierno para iniciar su tramitación parlamentaria.

Aunque considera que necesita mejoras de importancia, la federación de consumidores ha hecho una valoración globalmente positiva del texto normativo, elaborado durante la pasada legislatura desde la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, que tenía al frente al anterior vicepresidente de la Junta, Diego Valderas (IU).

Para FACUA Andalucía, la falta de medios y protocolos de control del mercado eficaces para la protección de los consumidores es un handicap en la Junta y el resto de gobiernos autonómicos que permite a la banca y otros sectores cometer fraudes masivos con total impunidad.

La protección de los consumidores debe ser política prioritaria

La federación reivindica a la presidenta Susana Díaz que dé un giro de 180 grados en las desde hace cinco meses agonizantes políticas de protección de los consumidores y las asuma como prioritarias. Así, la Junta debe garantizar un control eficaz del mercado y la aplicación de multas ejemplarizantes ante los fraudes masivos, algo inédito hasta la fecha, y un cambio legal para que los usuarios que sufren abusos puedan reclamar indemnizaciones.

FACUA Andalucía pide a Díaz que mantenga la Secretaría General de Consumo creada por el anterior gobierno y ponga en marcha una Agencia Andaluza de Protección de los Consumidores. Se trataría de un organismo autónomo adscrito a la consejería de la que dependan estas políticas en el que se concentrarían esas competencias en una sola estructura administrativa, para actuar de forma global y coordinada con el resto del Ejecutivo.

Reivindicaciones en la norma sobre hipotecas

En cuanto al texto de la futura ley para la protección de los derechos de las personas consumidoras y usuarias en la contratación hipotecaria sobre la vivienda, FACUA Andalucía emitió a finales de 2014 sus valoraciones sobre la redacción que se trasladó al Consejo de los Consumidores y Usuarios y el Consejo Económico y Social.

La federación considera positivo que se imponga a la banca la entrega de información a los consumidores antes de la firma de los contratos hipotecarios, pero reclama que la norma recoja cómo deben ser la documentación que debe facilitárseles, la cuál debería aparecer como anexos en la futura ley.

Asimismo, FACUA Andalucía reclama que se amplíe el plazo de tres días hábiles previsto para que los usuarios puedan examinar el documento contractual o la escritura pública, máxime teniendo en cuenta que en muchos casos necesitan asesoramiento de terceros.

En cuanto al marco sancionador, la federación demanda un aumento sustancial tanto de las cuantías de las multas establecidas en el texto como de las fijadas en la ley andaluza de defensa de los consumidores de 2003, en la que se redujeron las sanciones fijadas en los años 80. También reclama que se tenga en cuenta el principio de proporcionalidad previsto en la legislación desde hace tres décadas y que nunca se ha aplicado, de manera que el importe de las multas represente varias veces las cantidades defraudadas.

Ya somos 190.565