EEUU prohíbe el uso de grasas 'trans' en alimentos procesados

La nueva normativa entrará en vigor de manera gradual en un periodo de tres años.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) cumplió su propuesta de prohibir efectivamente las grasas trans artificiales en un rango de comidas procesadas que van desde palomitas de maíz para microondas hasta pizza congelada, argumentando que elevan el riesgo de enfermedad cardíaca.

Según la nueva normativa de la FDA, los aceites parcialmente hidrogenados, que se ha demostrado que aumentan el colesterol LDL o malo, serán considerados aditivos alimenticios que no pueden usarse sin autorización específica de la agencia.

La regulación tendrá efecto en tres años, ya que da tiempo a las compañías para reformular los productos y quitarles los aceites parcialmente hidrogenados o pedir permiso a la FDA para usos puntuales. Tras el periodo de conformidad no se podrán agregar aceites parcialmente hidrogenados a alimentos de consumo humano, salvo que estén aprobados por la FDA.

Bajo la ley actual, los aditivos en alimentos no pueden ser utilizados a menos que hayan sido aprobados de antemano por la FDA o estén reconocidos como seguros de manera general.

En 2013, la FDA dictaminó preliminarmente que los aceites parcialmente hidrogenados, la principal fuente de grasas trans en la comida procesada, ya no están reconocidos como seguros porque elevan el riesgo de enfermedad cardíaca.

Los aceites se forman durante el procesamiento de los alimentos, al agregar hidrógeno al aceite vegetal para hacerlo más sólido.

Reducir su uso podría prevenir 20.000 ataques al corazón y 7.000 muertes, señaló la FDA.

Las grasas trans que se hallan naturalmente en la leche y ciertos productos cárnicos no estarán afectadas por la nueva norma.

Ya somos 190.560