FACUA cree que alargar el final del 'roaming' es una "concesión más" al lobby de 'telecos'

Aunque estaba previsto que el sobrecoste que pagan los usuarios por llamar por teléfono desde el extranjero acabase en 2015 en la UE, se ha vuelto a demorar hasta 2017.

FACUA cree que alargar el final del 'roaming' es una "concesión más" al lobby de 'telecos'

FACUA-Consumidores en Acción considera que el acuerdo alcanzado entre los gobiernos de la Unión Europea y el Parlamento Europeo para eliminar el roaming -recargos que pagan los usuarios por el uso del móvil cuando viajan al extranjero- a partir de junio de 2017 es una "concesión más" a las operadoras ante la presión del lobby de las compañías de telecomunicaciones para "ganar dinero a espuertas" dos años más.

"Llevamos mucho tiempo esperando que se anuncie la eliminación del 'roaming' porque es un sobrecoste que soportan los usuarios por parte de multinacionales que están en toda la Unión Europea a las que la itinerancia no les supone el coste añadido que cargan al usuario", ha explicado el portavoz de FACUA, Rubén Sánchez.

Para Sánchez la medida es "necesaria", pero también "urgente" porque mientras no se aplica las compañías están ingresando cantidades "multimillonarias" y "sin justificación". El Parlamento Europeo se había pronunciado inicialmente a favor de la eliminación del roaming en 2015, sin embargo, se ha pospuesto "por las presiones" de las operadoras, de acuerdo con la asociación.

"Es positivo que se le ponga fecha, pero hacer esperar al usuario dos años más es injusto e innecesario. Las compañías podrían eliminar el 'roaming', ya que no implica ningún problema logístico, por lo que consideramos que la fecha es una nueva concesión a las compañías", ha advertido.

Sánchez ha reconocido no obstante que desde la regulación de la tarifa de roaming por parte de la CE los usuarios han reducido "ostensiblemente" sus gastos en móvil cuando viajan a países de la UE porque las tarifas antes de la regulación eran "desproporcionadas" con un margen de beneficio "brutal" que las compañías no se prestaban a reducir, ya que "no querían competir" en este ámbito.

"Esa fijación de precios máximos con bajada progresiva ha sido positiva, aunque debería desaparecer, ya que la diferencia respecto a lo que pagan los usuarios en el extranjero respecto a su país de origen no está justificada", ha advertido.

Topes máximos en los precios nacionales

Para Sánchez, en paralelo a la UE, los Estados miembro debería avanzar en la regulación de sectores liberalizados. "Hay tarifas nacionales en telecomunicaciones que son excesivas, por ejemplo, en datos y móvil", ha indicado el portavoz de FACUA, quien ha añadido que "la falta de intervención estatal" provoca que se paguen precios "muy altos".

"La intervención estatal permitiría beneficiar a los consumidores y fomentar la competencia, fijando un máximo en algunos servicios y dejando que las compañías compitan sin sobrepasar ese límite", ha explicado.

El portavoz de FACUA ha instado además a la UE a que tome como punto de partida la regulación puesta en marcha en roaming, que ha calificado de "medida pionera", para otros sectores liberalizados, como el gas, la electricidad, la gasolina.

 En este sentido, Sánchez ha recordado que la asociación ha pedido incorporar una regulación en las tarifas energéticas en toda la UE para garantizar que las familias sin recursos sigan teniendo luz sin sufrir riesgo de corte en el suministro. "Se lo hemos pedido a la comisaria europea de Justicia y Consumo sin obtener respuesta", ha manifestado.

Ya somos 190.546