FACUA rechaza la sentencia del Constitucional sobre la objeción de conciencia ante la píldora postcoital

La asociación recuerda que la libertad ideológica del farmacéutico de Sevilla que se niega a venderla no puede estar por encima del derecho de las mujeres a la salud sexual y reproductiva.

FACUA rechaza la sentencia del Constitucional sobre la objeción de conciencia ante la píldora postcoital
FACUA recuerda que las farmacias, aunque son comercios privados, ofrecen un servicio público sanitario regulado por la ley. | Imagen: Medciencia.com (CC BY-NC-ND 2.5 ES)

FACUA-Consumidores en Acción muestra su más profundo rechazo ante la sentencia del Tribunal Constitucional que anula la multa de 3.300 euros impuesta a un farmacéutico de Sevilla que en 2008 se negó a vender en su farmacia la píldora poscoital, conocida como la píldora del día después, y ampara su objeción de conciencia como manifestación de la libertad ideológica y religiosa.

La asociación recuerda que la libertad de conciencia no puede estar por encima del derecho de las mujeres a la salud sexual y reproductiva, y que así lo avalan numerosos informes de la ONU y jurisprudencia del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos.

"Siempre y cuando la venta de anticonceptivos es legal y la venta sólo puede producirse en una farmacia, los farmacéuticos no pueden dar prioridad a sus creencias religiosas e imponerlas a los demás como justificación de su negativa a vender este tipo de productos, ya que pueden manifestar sus creencias de muchas maneras fuera de la esfera profesional", indica la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en el caso Pichon y Sajous contra Francia (2001).

Tal y como se desprende de esta y otras sentencias del citado Tribunal, la objeción de conciencia es un derecho individual, que los farmacéuticos pueden ejercer en diferentes ámbitos fuera de la esfera profesional y que no se puede imponer en el ejercicio de su profesión. "El ejercicio efectivo de la libertad de conciencia en el contexto profesional no puede impedir que los pacientes obtengan acceso a servicios que le corresponden legalmente", indica el TEDH en otras sentencias (P. y S. contra Polonia y R.R. contra Polonia).

Además, FACUA recuerda que las farmacias, aunque son comercios privados, ofrecen un servicio público sanitario regulado por la ley. Así, las farmacias están obligadas a ofrecer una serie de productos recogidos por la normativa existente, y entre ellos, además de los medicamentos, están los productos anticonceptivos y contraceptivos.

FACUA considera que esta sentencia sienta un peligroso e irresponsable precedente, que puede provocar que crezcan los supuestos afectados por la negativa a cumplir el deber jurídico de dispensar productos anticonceptivos en las farmacias como la píldora postcoital apelando al derecho a la objeción de conciencia. Esto impediría a las mujeres ejercer su derecho a su salud sexual y reproductiva, que debe estar protegido y amparado desde las instituciones que velan por el cumplimiento de la ley.

En este sentido, la asociación confía en que la Junta de Andalucía tome las medidas necesarias para garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres que incluya el servicio en farmacias de la píldora postcoital. Y entre otras cuestiones, FACUA reclama a la Administración autonómica que recurra la sentencia del Constitucional.

FACUA recuerda que la Ley de Salud Sexual y Reproductiva de Andalucía ya tiene delimitados los casos en los que los profesionales sanitarios pueden ejercer su libertad de conciencia y ésta se circunscribe a quienes participan directamente en la realización de una interrupción voluntaria del embarazo.

Ya somos 188.901