Los operadores de móviles ingresaron irregularmente en un año más de 1.670 millones de euros inflando las tarifas de interconexión por encima de lo que permite la legislación

El Real Decreto que regula las tarifas de interconexión establece que deben estar orientadas a costes, pero los últimos informes de la CMT sobre las contabilidades de Movistar y Vodafone relativos a 2002 revelan que sus ingresos por estos conceptos les suponen márgenes de hasta el 207,4% sobre los costes.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) denuncia que las tarifas que pagan los consumidores españoles por llamar desde y hacia móviles están infladas artificialmente debido a que las compañías de telefonía móvil cobran unas tarifas de interconexión hasta nada menos que un 207,4% por encima que lo que les permite la legislación de telecomunicaciones.

FACUA denunció públicamente estas irregularidades el pasado 26 de febrero, cuando evaluó los análisis de las contabilidades de costes de Movistar y Vodafone en el ejercicio 2001, pero las cifras han crecido de forma considerable un año después.

Ahora, la CMT ha impuesto a las tres compañías de móviles bajadas en sus tarifas de interconexión de un 12% para Movistar, un 10,5% para Vodafone y un 15,5% para Amena, según publica hoy el diario El País. Sin embargo, aunque pueden parecer importantes, FACUA denuncia que estos porcentajes están muy lejos de conseguir unas tarifas de interconexión ajustadas al Real Decreto 1.651/1998, de 24 de julio, que obliga a que estén orientadas a costes.

Ante la falta de medidas realmente contundentes que cabría esperar por parte de la CMT, que parece obviar los datos de sus propios informes, FACUA ha decidido denunciar finalmente las irregularidades ante los organismos competentes. Entre ellos, la Comisión Europea, que tiene abierta una investigación sobre el tema que afecta a toda la UE, y el Servicio de Defensa de la Competencia, que acaba de abrir un expediente sancionador a las tres compañías de móviles por el presunto pacto denunciado por FACUA para fijar las tarifas de los mensajes cortos (SMS) y multimedia (MMS).

Qué son las tarifas de interconexión

Cada vez que un usuario de móvil recibe una llamada o un mensaje, su compañía le cobra al operador de fijo, cable o móvil desde el que se ha realizado una cantidad por el uso de su red, denominada tarifa de interconexión.

Según los datos obtenidos por FACUA tras analizar los últimos informes emitidos por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) sobre las contabilidades de costes de Movistar y Vodafone (no hay publicados datos sobre Amena), sus tarifas de interconexión estuvieron en 2002 un 207,4% y un 126,0%, respectivamente, por encima de sus costes. Unos cobros más que excesivos que todos los operadores de telefonía repercuten en los usuarios estableciendo tarifas muy elevadas por llamar desde o hacia un móvil.

Las cifras son, como vaticinó FACUA en febrero, muy superiores a las del ejercicio 2001, ya que cada año las compañías aumentan sus ingresos al tiempo que disminuyen sus costes por la interconexión. Movistar ingresó por este concepto en 2002 1.710,9 millones de euros, de los cuáles sólo 556,6 millones fueron costes (el margen fue de 1.154,4 millones de euros). Si hubiese respetado la legislación, cobrando unas tarifas de interconexión orientadas a costes, éstas hubieran sido un 67% inferiores a las que aplicaba, lo cual podría haberse repercutido en los usuarios finales con una espectacular bajada de tarifas.

En 2001, el margen por encima de costes de Movistar fue del 113,4%, 814,5 millones de euros.

En el caso de Vodafone, sus ingresos por interconexión entre abril de 2002 y marzo de 2003 fueron de 926,7 millones de euros. El margen por encima de costes fue de 516,7 millones, el 126,0%. Una cantidad también considerablemente superior a los doce meses anteriores, cuando tuvo un margen de 410,9 millones de euros, el 73,1% sobre sus costes.

Orientación a costes

Según el Real Decreto 1.651/1998, de 24 de julio, las tarifas de interconexión de los operadores dominantes en telefonía móvil, actualmente Amena, Movistar y Vodafone, deben atenerse "a los principios de transparencia y de orientación a costes". En lo que la CMT define como costes, las compañías pueden incluir incluso un margen de beneficios del 18%, que denomina "tasa anual de retorno sobre activos".

La Comisión Europea está investigando el posible abuso de posición dominante de las compañías de móviles que operan en la UE dado que los precios que aplican por las terminaciones de llamadas en sus redes (una media de 0,1816 euros por minuto) son diez veces superiores a la tarifa media de interconexión de fijo a fijo sin que haya "motivo técnico alguno para una diferencia tan elevada", lo que según el Ejecutivo comunitario "redunda en precios elevados para los consumidores".

De hecho, estudios realizados por FACUA ponen de manifiesto que en España, llamar desde una compañía de telefonía fija a una de móvil dentro de una misma ciudad cuesta hasta once veces más caro que si el destino es una compañía de cable, cuando en ambos casos el operador fijo tiene que abonar unas tarifas de la interconexión a la red de otro operador.

Ya somos 198.330