El Gobierno investiga a los gestores de la plaza de toros de Sevilla por ocultar sus cuentas

El Ministerio de Economía y Competitividad abre expediente sancionador a la empresa Sevilla Pagés S.L. por no presentar sus cuentas anuales en el Registro Mercantil de Sevilla.

El Gobierno investiga a los gestores de la plaza de toros de Sevilla por ocultar sus cuentas
Plaza de Toros La Maestranza, en Sevilla. | Imagen: Franx' (CC BY-NC 2.0)

El Ministerio de Economía y Competitividad ha incoado expediente sancionador contra la empresa que gestiona la plaza de toros de Sevilla por falta de transparencia en sus cuentas. La Maestranza es propiedad del cuerpo nobiliario Real Maestranza de Caballería de Sevilla, cuyo Hermano Mayor es el rey Felipe VI, según informa eldiario.es/andalucia.

El expediente que se ha abierto a Sevilla Pagés S.L. -encargada de organizar y explotar los espectáculos taurinos celebrados la Real Maestranza-"es el primero de este tipo contra una empresa taurina", explican los denunciantes. La entidad no ha depositado sus cuentas anuales y la documentación complementaria correspondiente a 2012 en el Registro Mercantil, en este caso, el de Sevilla, según consta en la comunicación ministerial.

Según explica la Fundación Franz Weber que, junto a la asociación animalista Libera! presentó aproximadamente hace un año la denuncia, la Ley de Sociedades de Capital de 2010, cuyo texto refundido acaba de publicarse en el BOE, obliga a las empresas a presentar en este organismo la contabilidad empresarial para su depósito y publicación a fin de, entre otras cuestiones, prevenir la evasión fiscal o el pago de beneficios u obligaciones con los empleados. 

La abogada Anna Mulà, que ha llevado el asunto por parte de los denunciantes, explica que el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, adscrito al Ministerio, ha llevado a cabo en los últimos meses "numerosas averiguaciones para comprobar que esta empresa había incumplido" con sus obligaciones, apuntando incluso que "lleva años" sin rendir sus cuentas en el ámbito mercantil. El presunto incumplimiento, a la espera de una resolución sancionadora, conllevaría la imposición de una multa de entre 1.200 euros y 60.000 euros, atendiendo al importe total de las partidas del activo y de su cifra de ventas declarado a la administración tributaria.

"La falta de presentación de las cuentas anuales por parte de las sociedades mercantiles como Sevilla Pagés S.L provoca la ocultación al mercado, a los socios, a los acreedores y a eventuales contratantes, la verdadera situación económica y patrimonial de la entidad, colocando a ésta en el ámbito de la opacidad financiera frente a terceros y a la sociedad en general", aseguran desde Franz Weber.

Entre las posibles razones que motivan por las que la información mercantil de los empresarios taurinos no llegara "dentro del plazo establecido", según la comunicación del Ministerio fechada este 24 de junio de 2015, Anna Mulà entiende que "quizá no les interese que trasciendan" esos datos, aunque aclara que la entidad puede hacer alegaciones. La letrada se congratula, eso sí, de que sea "el primer expediente de este tipo" a los gestores de una plaza de toros y espera que se extienda a otras empresas taurinas ante quienes también han iniciado acciones.

"La decisión de Sevilla Pagés de no jugar las mismas reglas que el conjunto del entramado empresarial ha de provocar la molestia de otras empresas, inclusive la de los potenciales competidores en la gestión de la plaza, y en concreto, de los que sí se someten a las reglas de transparencia y control fiscal que supone el cumplimiento de estas obligaciones de carácter legal", considera la fundación. Según Rubén Pérez, coordinador de campañas de Franz Weber, "resulta bochornoso que estas empresas que se autodenominan 'adalides' de la libertad y de la cultura no hagan el mismo ejercicio de transparencia mercantil".

Sevilla Pagés rechaza hacer comentarios

Sevilla Pagés S.L. ha rechazado hacer comentario alguno al respecto. En cualquier caso, no es la primera ocasión que la entidad salta a la palestra. En diciembre de 2013, destacados toreros como Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante suscribieron un breve comunicado conjunto en el que anunciaban que no actuaría en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla bajo la contratación de la empresa Pagés, que comenzó a llevar sus riendas en la década de 1930.

Con aquella decisión, según dijeron, pretendían "que esta plaza recupere su identidad y se respete a los toreros y a sus representantes". La empresa mantiene un contrato para gestionar la plaza por generaciones desde que perfilara la primera Feria de Abril en 1933 con cuatro corridas de toros y una novillada con picadores, y nunca ha salido a concurso a propuestas empresariales.

La Fundación Franz Weber recuerda que no es la primera vez que se encuentra cara a cara con una cuestión relacionada con la plaza de la Maestranza ya que el rejoneador Diego Ventura fue sancionado por infracción de la Ley de protección de los animales de Andalucía. ¿El motivo? El sorteo de un potro entre los asistentes a una corrida celebrada en la plaza durante la Feria de Abril de 2013.

Ya somos 190.587