En Andalucía

La plataforma ciudadana por una renta básica rechaza el veto del Gobierno andaluz a la participación

El Ejecutivo autonómico decidió el pasado martes no tramitar la Iniciativa Legislativa Popular, avalada por la firma de decenas de miles de andaluces. Sus impulsores consideran urgente abordar la protección a las familias que carecen de todo tipo de recursos.

La plataforma ciudadana por una renta básica rechaza el veto del Gobierno andaluz a la participación
Integrantes de las organizaciones sociales andaluzas que apoyan la ILP el día en que fue registrada en el Parlamento andaluz.

La plataforma ciudadana impulsora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por un sistema de renta básica de inclusión en Andalucía rechaza el veto a la participación que ha ejercido el Gobierno andaluz, que decidió el pasado martes 14 de julio en Consejo de Gobierno no tramitar la propuesta.

La plataforma considera que en Andalucía hay una urgencia social para atender a las más de 280.000 familias que carecen de todo tipo de recursos y se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad y que la actitud del Ejecutivo andaluz de argüir motivos presupuestarios para rechazarla es negar esta situación de emergencia.

La ILP, avalada por más de 40.000 firmas y apoyada por la Plataforma Compromiso Social para el Progreso de Andalucía –de la que forma parte FACUA Andalucía- y por la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, ambas compuestas por numerosas organizaciones sociales y sindicatos de ámbito andaluz, cumple con todos los requisitos que la legislación establece para ser admitida por el Parlamento andaluz. Se trata, además, de un texto normativo viable económicamente y socialmente necesario y prioritario. Es la primera vez que una iniciativa de este calado se pone en marcha en esta comunidad autónoma.

En este sentido, la plataforma lamenta que el Gobierno se escude en que ya está trabajando en la elaboración de otro anteproyecto de ley sobre esta misma materia y ningunee de de esta manera el trabajo ya realizado por la plataforma en defensa de las familias más afectadas por la crisis. Es preocupante  para la salud democrática que el Gobierno  autonómico vete  las iniciativas de participación ciudadana y desprecie el trabajo de cientos de personas y de las decenas de miles de andaluces y andaluzas que la apoyan.

Los impulsores de esta ILP consideran urgente la aprobación de esta norma, que reconoce el derecho recogido en el Estatuto de Autonomía a una renta básica que garantice a las personas unas  condiciones de vida digna y elimine el riesgo de exclusión social, personal y laboral.

La Plataforma exige al Gobierno que encabeza Susana Díaz que permita el debate de la ILP en el Pleno del Parlamento, para que todos los grupos parlamentarios puedan exponer su criterio y opinión al respecto.  Asimismo, reclama al Ejecutivo andaluz que no se esconda tras el Reglamento para hurtar el debate de los representantes de la ciudadanía.

Ya somos 190.566