Condena al programa de TVE 'Entre todos' por vulnerar el derecho a la intimidad de un menor discapacitado

"En absoluto primó el interés del menor, sino que se usó un mecanismo de morbo, que era la tónica para garantizar una audiencia", señala el fallo del juzgado número 6 de primera instancia de Tarragona.

Condena al programa de TVE 'Entre todos' por vulnerar el derecho a la intimidad de un menor discapacitado
Imagen actual de la web del programa 'Entre todos'.

El juzgado número 6 de primera instancia de Tarragona ha condenado a TVE por la emisión del programa Entre todos del 21 de octubre de 2013 por vulnerar los derechos de imagen e intimidad personal y familiar de un niño con discapacidad, según el fallo del pasado 9 de julio al que ha tenido acceso el diario El País. La condena se hace extensiva a la productora del programa, Proamagna y a Nicolás Díaz Bustos, director del espacio televisivo.

El programa, que se emitió entre agosto de 2013 y junio de 2014, buscaba ayuda económica de la audiencia en directo para personas en dificultades.

La sentencia concluye: "Era un programa de ayuda, donde se podía solicitar la misma sin necesidad de explicar aspectos que afectaban a la intimidad del menor. En absoluto primó el interés del menor, sino que se usó un mecanismo de morbo, que era la tónica para garantizar una audiencia, se le preguntó al padre por aspectos respecto de los cuales tiene el menor el derecho fundamental de la intimidad para su protección así como de su propia imagen".

El fallo considera que el programa enfatizó la discapacidad del menor "con fines conmiserativos" y mendicantes. Además, era fácilmente identificable pues se dieron sus iniciales y el nombre completo del padre, su cara estaba "débilmente pixelada" y el resto de su imagen, a la vista.

El juzgado condena a TVE "a la retirada de cualquier vídeo que reproduzca en todo o en parte" del programa.

Además, desestima el argumento de TVE que alegó que el padre del menor, que fue entrevistado y consintió la intervención en el programa del menor, "es responsable como el que más, de existir responsabilidad en el quebranto de la intimidad del menor".

El juez desestima la petición de la Fiscalía de indemnizar al menor con 10.000 euros por daños y perjuicios, dado que un informe de tres psicólogos estima que el menor no presenta “sintomatología reactiva” por el impacto de aquel programa.

Ya somos 188.933