FACUA considera preocupante el nuevo estudio sueco que relaciona a la telefonía móvil con un tumor no canceroso en el oído

La Federación advierte que éste y otros muchos estudios que relacionan la telefonía móvil con riesgos para la salud ponen de manifiesto que los gobiernos no deben creerse ciegamente las llamadas a la tranquilidad de la industria.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) considera preocupante el estudio realizado por el Instituto Karolinska, de Estocolmo (Suecia) que relaciona el uso prolongado de teléfonos móviles con un aumento del riesgo de desarrollar un tumor, denominado neuroma acústico, en un nervio que conecta el oído interno con el cerebro.

FACUA advierte que éste y otros muchos estudios que relacionan la telefonía móvil con diversos riesgos para la salud, citados en el informe de la Federación titulado Móviles y Salud: Algunos datos que los consumidores deben conocer, ponen de manifiesto que los gobiernos no deben creerse ciegamente las llamadas a la tranquilidad de la industria, que persigue normas que pongan límites muy leves a sus radiaciones y les permitan instalar antenas sin apenas restricciones.

Según el citado estudio, publicado en la revista Epidemiology, personas que llevaban diez años o más utilizando el móvil resultaron tener entre una y nueve veces más probabilidades de sufrir un neuroma acústico frente a quienes lo han usado menos o no lo han utilizado nunca.

Un neuroma acústico es un raro tumor no canceroso que se desarrolla en el nervio que lleva al cerebro información auditiva y relacionada con el equilibrio. Por lo general lo sufre una de cada cien mil personas y puede dañar gravemente el cerebro.

Los expertos descubrieron que el riesgo de desarrollar un tumor de ese tipo en el lado de la cabeza en el que el usuario coloca normalmente el teléfono móvil es entre tres y nueve veces mayor mientras que en el otro oído el riesgo era el normal.

El profesor Anders Ahlborn, del Instituto Karolinska, estudió el uso de teléfonos celulares por parte de 150 personas que sufrían algún neuroma acústico y lo comparó con los de otros sesenta individuos que constituían el grupo de control.

Este estudio corrobora otro anterior, publicado en 2001 por los también científicos suecos Lennart Hardell y Kjell Hansson Mild, según el cual las personas que han utilizado móviles durante diez años tenían entre tres y cinco veces más probabilidades de sufrir neuromas acústicos y entre dos y seis veces más, de verse aquejados por algún tumor.

Ya somos 203.743