FACUA demanda a Sanidad que investigue si la dioxina cancerígena detectada en Holanda y Bélgica en piensos para el ganado ha entrado en España

La Federación pide al Ministerio de Sanidad y Consumo que informe a los consumidores sobre las medidas que está llevando a cabo tras el cierre de 148 granjas en Holanda y Bélgica al aparecer una dioxina cancerígena en el pienso de los animales.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) demanda al Ministerio de Sanidad y Consumo que investigue si la dioxina cancerígena detectada en alimentos para el ganado en 140 explotaciones ganaderas holandesas y ocho belgas ha entrado en España, entre otras vías, a través de piensos de la misma marca, McCain, o de otras que mantengan relaciones comerciales con la empresa alemana distribuidora de la sustancia contaminada.

La dioxina cancerígena detectada en las explotaciones de Holanda y Bélgica, que han sido clausuradas, proviene de una arcilla utilizada en el proceso de selección de las patatas cuyas mondas se utilizan como pienso. Aunque en el pienso contaminado proviene de la empresa McCain, la autoridad alimentaria holandesa ha anunciado que hay que precisar a qué otras compañías se distribuyó la citada arcilla.

FACUA pide al Ministerio de Sanidad y Consumo que informe a los consumidores sobre las medidas que está llevando a cabo a raíz de esta alerta alimentaria, entre las que la Federación considera fundamentales clarificar si la arcilla contaminada ha entrado en España, ya sea como materia prima o mezclada con piensos, e intensificar las inspecciones sobre la carne y la leche para detectar la posible existencia de la dioxina y evaluar, de hallarse, si sus cantidades superan o no las establecidas como seguras para la salud humana.

Ya somos 198.097