'¿Tu vida es móvil?', lema de una campaña de FACUA para alertar a los usuarios de la dependencia a los móviles

La Federación advierte que su uso abusivo y muchas veces compulsivo está derivando en un importante aumento del gasto mensual de millones de familias y en una auténtica adicción para numerosos consumidores, que llegan a sufrir trastornos físicos y psicológicos cuando olvidan el móvil en casa o se quedan sin batería.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha puesto en marcha una campaña para alertar a los usuarios de la dependencia a la telefonía móvil, cuyo uso abusivo y muchas veces compulsivo está derivando en un importante aumento del gasto mensual de millones de familias y en una auténtica adicción para numerosos consumidores, que llegan a sufrir trastornos físicos y psicológicos como ansiedad, palpitaciones y sudores cuando olvidan el móvil en casa, su tarjeta de prepago se queda a cero, se quedan sin cobertura o sin batería.

"¿Tu vida es móvil?" es el lema de la campaña de FACUA, protagonizada por una joven unida a su móvil a través de unas cadenas que le cuelgan del cuello. La Federación advierte que aunque las numerosas ventajas de la telefonía móvil son innegables, muchos usuarios deben empezar a plantearse si están convirtiéndose en auténticos movildependientes.

En relación a las tarifas, FACUA advierte que llamar desde un móvil es hasta once veces más caro que desde un teléfono fijo. De hecho, una llamada nacional con un móvil cuesta más que llamar desde un fijo a EE.UU. o los países de la UE, pero cada vez son más los consumidores que dan de baja sus líneas fijas con la muchas veces errónea creencia que el ahorro de una cuota mensual compensa las diferencias tarifarias. Llamar desde las cabinas ubicadas en las calles y establecimientos también resulta mucho menos caro que desde el móvil, pero su uso también va decreciendo entre un importante porcentaje de la población.

Un estudio realizado en Gran Bretaña cuyas conclusiones fueron publicadas en 2000 por la revista médica British Medical Journal señala que los cigarrillos están siendo sustituidos por teléfonos móviles en las manos de la población adolescente y que la conducta de éstos respecto a los celulares es igual de obsesiva y adictiva que con el tabaco.

FACUA señala que la publicidad de los móviles, especialmente dirigida a los adolescentes, es de hecho similar a la del tabaco. En lugar de centrarse en sus tarifas, los anuncios muestran el móvil como un instrumento que da independencia, libertad, permite integrarse en un grupo, estrechar lazos con los amigos... igual que la publicidad de cigarrillos.

La sensación de supuesta libertad que ofrecen las compañías puede transformarse en una auténtica dependencia o, cuanto menos, en un uso claramente despilfarrador de estos aparatos. Son conductas tan cotidianas ya como llamar tres, cuatro o cinco veces a la persona con la que se ha concertado una cita durante el trayecto en que se acude a su encuentro o realizar una carísima llamada con un móvil desde el sofá de casa para no tener que levantarse a coger el fijo.

Recientemente, un equipo de investigadores de la Universidad británica de Lancaster han presentado un estudio, realizado sobre más de 150.000 usuarios, que pone de manifiesto que uno de cada tres usuarios está enganchado a su teléfono móvil, unas cifras de adicción que doblan los de otro estudio similar realizado el año pasado.

Según dicho estudio, los más afectados por la dependencia a los móviles se sienten mal si se alejan unos metros de sus teléfonos, los usan como reloj, como alarma para despertarse y envían decenas de mensajes cada día. os investigadores hablan incluso de una nueva generación de usuarios adictos, que no pueden pasar sin su teléfono en el día a día.

Ya somos 198.069